Sport.es Menú

De Arthur a Arturo o como los números desmienten algunos tópicos de la posesión

La entrada de Vidal en la segunda parte acostumbra a coincidir con un incremento de la posesión

Arthur se ha consolidado, pero sufre para mantener el ritmo los noventa minutos desde su etapa en Brasil

Arturo Vidal puso la guinda con el quinto gol y la manita al Real Madrid | LALIGA

"Tal y como estaba el partido, pensábamos que nos convenía agitar el partido y meterle un poco de caña. Nos hacía falta intensidad. Él tiene llegada y sabía que iba a agitar el partido. Es lo que hace y esa es su función". Ernesto Valverde explicaba así la entrada de Arturo Vidal por Arthur, un cambio recurrente en el Barça y uno de los grandes debates de esta temporada.

En las palabras del técnico se reflejaba el estigma que se ha instalado en el imaginario culé. Arthur encarna la pureza del método: la posesión y el control. Arturo, la intensidad y el vértigo. El cambio se mira con escepticismo. A veces incluso se pita como ocurrió ante el Inter. El movimiento se interpreta como una renuncia radical al estilo, aunque los números, al menos, lo ponen en duda.   

Arthur ha sido cambiado en los nueve encuentros que ha salido como titular. En ocasiones con el marcador en contra. La entrada de Arturo se explica a menudo un revulsivo. Pero también se explica por el apagón que sufre el brasileño en las segundas partes.

Arthur durante su etapa de formación en Brasil 

Arthur, margen de mejora físico

Ya en su etapa en Brasil los aficionados del Gremio recuerdan que no era un futbolista de 90 minutos. Sobre todo cuando los partidos se rompían. El Gremio tendía a desordenarse con marcadores favorables y ahí Maicon, con el que formaba un doble pivote, le cubría las espaldas. 

Eran minutos en los que tendía a desaparecer lejos de su zona de confort (generar superioridad a partir del pase en distancias cortas).    

Ya con 17 años seguía un plan específico para controlar su peso y preparar su cuerpo para la élite. También en el Barça sigue una dieta para adaptarse al ritmo del fútbol europeo y al nivel de presión que le pide Valverde.

Ese bajón físico que sufre Arthur lo ha percibido el técnico hasta convertirlo en el cambio más recurrente. Una situación que contrasta con la de Rakitic, siendo sustituido solo en dos ocasiones (una obligada por una lesión ante el PSV).

Valverde ha optado por un buscar soluciones a partir de Vidal ante la imposibilidad de encontrar un cromo parecido en el banquilloY el chileno ha crecido en los últimos encuentros. Su entrada no solo ha revitalizado al equipo, sino que también ha contribuido a mejorar la posesión del equipo contrariamente a lo que se podría pensar.

Una estadística que recoge el portal 'EUMD': De los cinco partidos que ha sustituido a Arthur en la segunda parte, con más de diez minutos por delante, solo ante el Betis bajaron los números de posesión.  

Contra el Sevilla, por ejemplo, se pasó de un 35% de posesión en la segunda parte con Arthur en el campo a un 60% coincidiendo con la entrada del chileno. O frente al Inter en Milán, del 57% al 77% ya sin el brasileño.

En estos números entran aspectos del juego que 'contaminan' la estadística. Por ejemplo que los equipos acostumbran a terminar muy fatigados contra el Barça y por lo general renuncian al balón en la recta final.

Más aún esta temporada, donde el Barça se ha visto obligado a tener que remontar resultados desfavorables. Pero también ponen en duda el argumento tan extendido de que la entrada de Vidal supone una renuncia a controlar los partidos. Desde un estilo diferente, más dinámico y anárquico que el de Arthur, el chileno está siendo una aparición interesante en los últimos partidos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil