Arreón final del Barça para renovar a Balde ya

Arreón final del Barça para renovar a Balde ya

Alejandro Balde realizó una gran asistencia en el primer gol de Lewandowski ante el Elche | LaLiga

El club blaugrana intensifica las negociaciones tras su convocatoria al Mundial

Estaba ya todo avanzado, pero se quiere llegar a un acuerdo total para que firme hasta el 2027 a su regreso de Qatar

La renovación de Alex Balde iba por muy buen camino y el Barça no quiere contratiempos de última hora tras su convocatoria in extremis para el Mundial. El club blaugrana ha intensificado los contactos con su entorno con el objetivo de sellar ya un principio de acuerdo y que el lateral firme su continuidad nada más regresar de Qatar. Hay buena predisposición entre las partes y el entente está muy, muy cercano.

El club blaugrana llevaba semanas trabajando en la renovación de Balde hasta el 2027. Tanto el jugador, como su agente y el propio Barça iban ya encaminados hacia un acuerdo con aumento considerable de ficha y un blindaje de 500 millones como cláusula de rescisión. Todo iba encaminado a una firma en este mes de enero, pero los acontecimientos pueden precipitarse ya en este final del 2022.

Y es que Balde es un futbolista que llama mucho la atención en el mercado. Varios clubs de la Premier están al acecho por sus características y porque acaba contrato en el 2024. El agente del jugador, Jorge Mendes, ya había advertido que si el Barça lo necesitaba, el futbolista podría dar buenos ingresos al club con un traspaso en verano, pero no habrá venta. El objetivo claro es renovarle y el jugador quiere seguir.

Su convocatoria con España sí añade presión porque el Mundial será el escaparate final de Balde. Luis Enrique dudó de convocarle, pero finalmente optó por la veteranía de Gayà y Alba. Tras la lesión del valenciano, Balde tendrá opciones y es muy probable que tenga minutos. Si explota en Qatar, podría recibir ofertas mareantes.

Los últimos contactos han sido muy satisfactorios y se espere llegar a un principio de acuerdo durante el Mundial. La idea es tenerle totalmente atado y que la firma de su renovación se selle al regreso de Qatar quedando así blindado.