Análisis SPORT: ¿Está preparado Araujo para ser titular en el Barça?

A sus 20 años, el defensa uruguayo del filial ya tiene muchos pros, pero también hay contras

Con Lenglet sancionado y Umtiti en bajo estado de forma, Setién puede mirar al filial y dar un golpe de valentía

Aí marcó Araujo el 1-0 en el derbi de canteras ante el Espanyol | @FCBarcelonaB

Muchas miradas están enfocadas en Ronald Araujo, el central del Barça B que ha entrado en plena dinámica del primer equipo.  No son pocas las voces que claman su presencia mañana en el once titular tras las malas sensaciones que dejó Samuel Umtiti en el Benito Villamarín.

Piqué vuelve de una lesión, Lenglet es baja por sanción y cuando regrese seguirá apercibido con el peligro de perderse el clásico. En estas circunstancias, los partidos seguidos en el Camp Nou ante Getafe y Eibar podrían suponer un espaldarazo para el uruguayo, y por ende, para el filial y la apuesta por la cantera, pero dos preguntas flotan en el ambiente: ¿Está preparado Araujo para ser titular? y...  ¿se atreverá Quique Setién?

Liderazgo, profesionalidad y competitividad uruguaya

A sus 20 años, Ronald Araujo cuenta a a su favor con muchos pros, pero también contras y aspectos a mejorar. Es un líder nato y así lo ha evidenciado en el filial. Fichado en agosto de 2018 por cinco temporadas previo pago de 1,7 millones de euros que pueden ascender con variables a 5,2 y una cláusula de rescisión de 100 kilos que será de 200 cuando tenga ficha del primer equipo, le costó adaptarse al sistema defensivo azulgrana, pero cuando se acostumbró a jugar con más espacios y metros por delante del portero, sorprendió su crecimiento. Los que le conocen bien destacan una gran profesionalidad.  

La actual temporada es la de su confirmación. Se ha convertido en el dueño de la defensa por su carácter ganador y una capacidad competitiva muy marcada como buen uruguayo. Araujo es de los que mandan y hacen piña. Y el vestuario le escucha. En su segunda temporada, ya es el cuarto capitán del filial.

Anticipación, juego aéreo y vocación de delantero

Defensivamente, el internacional sub’20 uruguayo tiene la anticipación como gran virtud. Es también un buen marcador sin tener que recurrir a la intimidación o faltas continuadas, aunque no le falta contundencia si es necesario. Llama la atención que es más rápido de lo que parece o da a entender los 1,91 metros de altura que mide, un factor que le permite ser muy potente en el juego aéreo, tanto en el aspecto defensivo como  en el ofensivo. No solo va bien de cabeza, también tiene un buen derechazo.

Araujo empezó en el equipo del que procede, Boston River, siendo delantero centro y esta vocación no le ha desaparecido en su etapa ya profesional. Además de ser una gran arma ofensiva por su remate de cabeza, se ha convertido en más de una ocasión en un recurso para los últimos minutos con el partido cuesta arriba. Suma esta temporada con el Barcelona B de García Pimienta tres goles y tres asistencias.

La salida de balón, el claro hándicap a perfeccionar

Si algo puede hacer dudar a Quique Setién de la conveniencia de darle la responsabilidad a Ronald Araujo en este momento es la salida de balón. Aunque sus enormes ganas de aprender, alabada por técnicos y compañeros, le han permitido mejorar mucho en este aspecto, todavía no ha conseguido la fluidez que se exige en el Barça. Es su principal hándicap, y eso que atesora cualidades técnicas que no están nada mal. No es el uruguayo un futbolista que deba recurrir al patadón, pero tampoco el ideal para empezar las jugadas con la salida más limpia.

La expulsión el día de su debut le puede pesar

Ronald Araujo ya ha debutado en Primera División. Fue el pasado 6 de octubre, en el Camp Nou ante el Sevilla, y solo pudo estar en el terreno de juego 14 minutos. Mateu Lahoz lo expulsó de forma injusta cuando el uruguayo quiso evitar que ‘Chicharito’ se plantara ante Ter Stegen, pero esa acción retrató otro de sus puntos menos fuertes, el de la colocación. En alguna ocasión, también con el B, ha perdido el espacio. Este recuerdo le puede pesar... o sacarse la espina que le dejó clavada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil