Principio de acuerdo por Adama

Hubo cumbre en Barcelona y el futbolista priorizó totalmente regresar al Camp Nou

Se rebajará mucho el salario seis meses para poder ser inscrito. Luego, firmará por 4 años más en junio

Adama explica que Barcelona sigue siendo su casa | JORDI GIL

El Barça tiene absolutamente avanzada la contratación de Adama Traoré, aunque solo se hará efectiva si Ousmane Dembélé sale del club blaugrana en los días que quedan para finalizar el mercado de enero. El exblaugrana ya ha dado el 'sí' al Barça desde hace semanas, ya que hubo un encuentro a principios de enero para tantear su incorporación. La operación estaría encarrilada totalmente para el verano, pero ahora se podría avanzar con una cesión con opción de compra obligatoria y el Wolverhampton estaría también por la labor de facilitar su salida con un precio pactado. Adama asume el reto de jugar tanto de extremo como posible lateral-carrilero en el futuro y ha paralizado otras operaciones para dar tiempo al Barça a concretar el acuerdo definitivo. Hay principio de acuerdo entre todas las partes a la espera de ver cómo evoluciona el caso Dembélé. Y es que Adama quiere garantías deportivas para venir.

La opción Adama estaba clara desde finales de diciembre, cuando su agente, Jorge Mendes, abrió la puerta a su llegada. El propio futbolista estuvo en Barcelona a principios de enero para hablar con el club blaugrana y hubo una cumbre en la que expresó formalmente su deseo de firmar. A partir de ahí, el Barça le pidió esperar para solventar el caso de Ousmane Dembélé, algo que se ha ido alargando en el tiempo en detrimento a las operaciones de mercado blaugrana.

La idea del Barça era renovar a Dembélé, pero ya en enero tenían claro que ésta opción era imposible ante las demandas de su agente. En ese momento se activó la opción Adama, que quedó a expensas de lo que sucediera con el francés. Si Dembélé sale del Barça de forma inmediata, se activará su fichaje. Llegaría en calida de cedido y el Barça le compraría en junio. En estos seis primeros meses, el futbolista acepta rebajarse el sueldo para que el club blaugrana no tenga problemas con el límite salarial. Si Dembélé renueva, Adama no llegaría ahora aunque su opción se contemplaría hasta verano y si Dembélé se queda sin renovar, algo que el club no contempla, su inscripción ahora sería imposible. La partida se está jugando ahora.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil