Sport.es Menú

El FC Barcelona se proclama campeón de Europa a costa del Veszprem

El Barça suma una nueva Copa de Europa
El Barça suma una nueva Copa de Europa | sport

El FC Barcelona ha conquistado su novena Copa de Europa en el imponente Lanxess Arena tras derrotar con autoridad en un partidazo ante casi 20.000 espectadores al Veszprem húngaro. El equipo azulgrana se sacó así la espina del año pasado de la mejor manera posible: con una exhibición. Enorme premio más que merecido para la sección de balonmano del FC Barcelona con mención especial para Xavi Pascual, el que más ha sufrido tras la Final Four de 2014.

David Rubio

FICHA TÉCNICA

FINAL FOUR

FC BARCELONA

28-23

MBK VESZPREM

FC BARCELONA

Saric, Sigurdsson (6), Tomàs (5), Sorhaindo, Entrerríos (4), Karabatic (6), Viran (set inicial), Lazarov, Gurbindo (3), Noddesbo (3), Sarmiento (1)

MBK VESZPREM

Alilovic, Ivancsik (1), Ilic (5), Chema, Nagy (8), Sulic (2), Marguc (2) (set inicial), Schuch, Terzic, Zeitz, Gulyas (2), Lekai (1), Nilsson (2)

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

1-2, 5-4, 7-5, 8-6, 10-9, 14-10 (media parte), 16-12, 19-16, 19-17, 22-18, 25-20, 28-23 (final).

ÁRBITROS

Constantin Din y Sorin Laurentiu Dinu (Rumania). Excluyeron a Viran Morros (2), Rutenka, Víctor Tomás y Karabatic por parte del Barcelona, y a Nagy, Terzic, Sulic, Schuch y Zeitz por parte del Veszprém.

INCIDENCIAS

Partido Final de la 'Final Four' de la Liga de Campeones disputada en el Lanxess Arena de Colonia ante unos 19.000 espectadores.

El Barça rindió a un extraordinario nivel en defensa, algo que tiene especial mérito por los problemas físicos de Kiril Lazarov que obligaron a Xavi Pascual a reservar a Nikola Karabatic en la retaguardia. Y en ataque, los blaugrana se las ingeniaron para perforar la rocosa zaga húngara en más ocasiones de las que esperaba Antonio Carlos Ortega.

KARABATIC, EL NÚMERO UNO

En su antepenúltimo partido como barcelonista, ‘Niko’ volvió a demostrar que es el mejor, el número uno. El galo acabó el primer acto con cuatro goles, tres de ellos en los últimos cinco minutos. Y en la portería, Daniel Saric volvió a demostrar que es el mejor seguro de vida posible en la portería. Enfrente, entre el exazulgrana Laszlo Nagy y el posible fichaje del Barça, Momir Ilic, permitían mantener las opciones de levantar los cuatro goles de desventaja con los que se llegó al intermedio.

Ilic adelantó a los húngaros, Karabatic empató, Marguc hizo el 1-2 y Raúl Entrerríos el 2-2ª partir de ese momento, el FC Barcelona mandó siempre en el marcador pese a que Kiril Lazarov solo jugó los primeros cinco minutos como consecuencia de un problema muscular que se produjo nada más empezar el choque. Dos goles de Víctor Tomás situaron a los azulgranas dos goles arriba por dos veces (5-3 y 6-4), mientras que otro ‘doblete’ consecutivo de Sigurdsson elevó la renta a tres tantos (9-6).

Sin embargo, el Veszprem es mucho Veszprem y entre Marguc y un Nagy que fue de menos a más redujeron la desventaja magiar a solo un gol (10-9 en el 20’). Pero el Barça lo bordó en los últimos diez minutos con Karabatic en plan estelar. El galo se inventó tres golazos casi consecutivos y el Barça se retiró muy por delante en el electrónico (14-10).

SARIC AL RESCATE

En la reanudación, los ataques se impusieron a las defensas y el Barça consiguió mantener una renta que fluctuó entre los cuatro y cinco goles hasta que un penalti transformado por Ilic que casi detiene Saric y un gol de Ivancsik dejaron al Veszprem a tres goles (19-16). Saric evitó que Ilic recortara distancias aún más, pero Karabatic no encontraba huecos y la situación se complicaba mucho.

Así las cosas, Nagy anotó el 19-17 en el 43’ y Víctor Tomás fue excluido por dos minutos… al igual que en la semifinal tocaba apretar los dientes. En los siguientes cinco minutos no hubo goles. Fueron una sucesión de pérdidas y faltas en ataque que rompió Sigurdsson en el 46’ para firmar el 20-17 tras una recuperación. Ilic estrelló un lanzamiento en la cruceta y Sigurdsson devolvió una moderada tranquilidad al transformar un penalti magistralmente forzado por Dani Sarmiento (21-17 en el 48’).

SIGURDSSON APARECE

Y al igual que ante el Kielce, los blaugrana volvieron a destapar el tarro de las esencias en el momento clave del encuentro. Sigurdsson al mando de las operaciones y un tanto genial de Karabatic tras varios disparos fallados situaron el marcador en 24-18 a ocho minutos del final… pero Nagy marcó y Viran Morros fue excluido. Era el último arreón húngaro y lo destrozó Víctor Tomás desdoblándose y aprovechando otra asistencia de un sensacional Gurbindo que suplió a la perfección la ausencia de Lazarov.

Sin embargo, los rumanos no estaban por la labor y se inventaron una vergonzosa exclusión de Karabatic en el 54’. 22 segundos de seis contra cuatro, tanto de Gulyas y después otro de Sulic (25-21 a cuatro minutos del final). Sin embargo, Noddesbo aprovechó un gran pase de un colosal Sarmiento y una recuperación de Viran para anotar dos tantos definitivos (27-21). Tras dos tantos húngaros, Víctor Tomás cerró una final (28-23) que coronó al FC Barcelona por novena vez con el presidente Josep Maria Bartomeu en el palco.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil