El Joventut cae en Lituania en su peor partido del año

La mala defensa les condenó ante un rival bien dirigido por Nikola Radicevic (87-77)

La Penya fue a remolque de los lituanos en todo el encuentro

Simon Birgander durante el partido ante Lietkabelis
Simon Birgander durante el partido ante Lietkabelis | @Penya1930

EFE

El Joventut de Badalona perdió (87-77) en la pista del Lietkabelis Panevezys lituano, a la que llegó como líder, su segundo partido de la Eurocopa en el peor encuentro de los verdinegros esta temporada.

La mala defensa les condenó ante un rival bien dirigido por Nikola Radicevic (13 puntos y 9 asistencias) al que le bastó con desactivar a Ante Tomic con la pegajosa defensa de Djordje Gagic para dominar el partido de principio a fin.

El conjunto de Badalona solo jugó a su nivel habitual cuando el Lietkabelis alcanzó su máxima ventaja (75-57), a cuatro minutos del final. Pero cuando parecía que podía pelear el triunfo con el 79-70 a 2:26 de la conclusión, una técnica a Pau Ribas frenó en seco su reacción.

La Penya comenzó mal, sobre todo en defensa, y fue siempre a remolque de su rival, que empezó más intenso con seis puntos de Maldunas para tomar la delantera en el marcador (6-2, min. 2).

Pau Ribas sumó cinco puntos consecutivos para darle a los catalanes su única ventaja en todo el partido (6-8, min. 4), pero los lituanos reaccionaron con los triples de Lipkevicius para ponerse siete arriba (17-10, min. 8) con un parcial de 11-2.

El Joventut reaccionó en el inicio del segundo cuarto, y con dos triples de Brandon Paul -máximo anotador del primer tiempo con 11 puntos- y Guillem Vives empató el partido (26-26, min. 14), pero no logró tomar la delantera en el marcador.

Los lituanos pararon bien a Ante Tomic, que solo sumó dos puntos en la primera parte y siete en todo el partido, y su intensidad defensiva les permitió provocar malos tiros del Joventut y correr al contragolpe.

Los triples de Zemaitis le permitieron acercarse a su máxima diferencia (38-32, min. 18) y acabar el primer tiempo cuatro arriba (41-37).

No aprendió de sus errores el Joventut tras el descanso y siguió flaqueando en defensa, lo que los lituanos aprovecharon para irse hasta los diez puntos de ventaja (50-40, min. 24), con Radicevic dirigiendo y anotando sin mucha oposición. Los verdinegros no supieron reaccionar ante el mejor juego lituano y su falta de ritmo en ataque -solo anotó 12 puntos en todo el período- facilitó que el Lietkabelis llegar al último cuarto doce puntos arriba (61-49).

La diferencia aumentó aún más en el inicio del último cuarto con los pívots lituanos anotando triples y los verdinegros totalmente fuera del partido (75-57, min.36).

La reacción de la Penya estuvo liderada por Busquets y Ribas (79-70, min.38), pero una canasta de Gagic tras un rebote defensivo y tres tiros libre consecutivos encajados tras la técnica a Ribas frustraron la reacción catalana.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil