Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam

Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam

Compartir

Aprovechamos el lanzamiento de Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam para analizar las características de uno de los mejores modelos de entrenamiento diario y que, además, ahora rinde homenaje a Rembrandt.

Si en Wave Ultima 10 Amsterdam, que analizamos en su día, la marca japonesa rendía tributo a la propia ciudad del North Holland, ahora la personalización de Wave Ultima 11 se inspira en el famoso cuadro “La Ronda Nocturna”, también en colaboración entre la centenaria marca nipona y el Rijkmuseum. Es una gran manera de conmemorar el 350 aniversario de la muerte de este genial pintor holandés y, ya de paso, ser la zapatilla oficial del TCS Amsterdam Marathon que se disputará en próximas fechas.

Como decía, Mizuno Wave Ultima 11 es uno de los mejores modelos de la parrilla enfocada al entrenamiento diario. Es una zapatilla amortiguada y capaz de trabajar al cien por cien por todo tipo de corredores (con pisada neutra o con muy leve sobrepronación), aunque encaja mejor a quienes se mueven entre un peso medio y alto.

Para ello utiliza una unidad Wave en la mediasuela, que proporciona amortiguación, pero también estabilidad. Esta pieza en Pébax se combina con el material amortiguado y suave, una suela resistente y un upper desarrollado por ordenador.

Un lujo tecnológico con una década de recorrido entre el mundillo runner que le confía la mayor carga de kilómetros en los entrenamientos y el día a día. ¡A por los detalles!

MEDIASUELA

La mediasuela de Mizuno Wave Ultima 11 transmite funcionalidad nada más verla. La cada vez más estilizada línea que combina dos materiales de gama alta como son U4ic y U4icX separados entre ellos por la pieza en Pébax que es Wave ya indica que hay muuucho trabajo y calidad en esta parte de la zapatilla.

El primer compuesto que observamos, el que ocupa toda la planta, desde el talón hasta la puntera es U4ic. Este material es amortiguado y ligero. Además, es bastante más suave que otros compuestos de Mizuno del pasado, lo que se traduce en una gran sensación de confort.

Por debajo, aunque sólo en forma de herradura, bajo el talón, encontramos el material U4icX. Esta es una variante más blanda, con mayor capacidad de absorción del impacto. Está situada estratégicamente en la zona del talón, porque este es el lugar donde suelen impactar, de primeras, la mayoría de corredores y corredoras. Además esta es una acción que pega con el perfil de usuario de esta zapa.

El siguiente elemento importante de la mediasuela de Wave Ultima 11 es la placa realizada en Pébax que comentaba anteriormente: Wave. Esta pieza tiene forma ondulada combinando formas cóncavas y convexas de tal manera que aporta amortiguación, suavidad pero a la vez reactividad. Este tipo de placa que fabrica Mizuno ha mejorado en ese sentido a otras, más aparatosas en el pasado, y ahora con aún mejor rendimiento.

La altura de la mediasuela es de 32mm en la zona del talón y de 20mm en el antepie, lo que da un drop de 12mm.

SUELA

La suela de Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam es ancha, para una buena base de apoyo y está separada en dos grandes bloques: El del talón y del mediopie en adelante hasta la puntera.

El primero tiene forma de herradura (en comunión con la mediasuela) y está separado en dos bloques. Este diseño modular le va a permitir aterrizar de manera más progresiva que si fuera un único bloque: el primero se deforma al impactar, pero el segundo no entra a trabajar hasta que aquel ha efectuado una ligera reducción de la velocidad de impacto. Al estar los dos ya en contacto con el suelo, la mediasuela empieza a trabajar mientras ya se cae con todo el resto.

En ese momento es cuando la zona de los metatarsos entra en acción. Tiene unos tacos muy amplios y conectados entre sí… que casi no tienen aspecto de tacos. En ellos, la superficie de contacto es muy grande, pensando sobretodo en una gran tracción en superficies duras como el asfalto.

Esta zona media tiene tres surcos (dos de lado a lado y el tercero sólo en parte), para facilitar la flexión de la zapatilla; un aspecto comprometido siempre cuando entra en acción el caucho de la suela.

El material utilizado es X10, el más resistente que ha fabricado nunca Mizuno para zapatillas de correr. Es un tipo de goma sólida a la que, además, en el proceso de fabricación se le adiciona carbono para que su resistencia a la abrasión y, por tanto al desgaste, sea mucho mayor.

En la zona de los metatarsos en cambio, se utiliza caucho soplado para que éste sea algo más blando y mejore la adherencia en superficie dura (asfalto, aceras y cemento).

UPPER

El upper de Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam es sencillamente diferente por la personalidad con la que los de Osaka han querido imprimir. La voluntad de homenajear a Rembrandt y a Amsterdam no es óbice a que las soluciones tecnológicas sean las más altas de Mizuno.

Y empiezo por donde nunca lo hago: la plantilla ya que probablemente sea una de las más bonitas que haya visto nunca en una zapatilla… Lástima que no se vea mientras las usamos. Tienen una imagen impresa que no es otra que la del capitán Frans Banninck Cocq, dando la orden de marchar al alférez Willem van Ruytenburch, bajo la atenta mirada de los milicianos de la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam, en realidad quienes encargaron ese cuadro a Rembrandt… Esta es la (gran concesión) de Mizuno a este elemento que quizás no suele tener la importancia que otros del calzado. En sus números hay que decir que la plantilla de Wave Ultima 11 Amsterdam llega hasta unos descomunales 6,2mm de acolchado grosor en pos de mejorar el grado de confort.

El elemento esta vez sí más importante del upper, la malla, está diseñado por ordenador y fabricado distinguiendo tres grandes zonas. La primera de ellas es la de la puntera, donde la malla de ingeniería muestra los agujeros de ventilación más grandes de la zapatilla. La zona de los dedos es la que demanda mayor transpirabilidad y aquí Mizuno la logra con un buen patrón de agujeros recorriendo toda esta parte. La puntera, además es más tupida y está reforzada interiormente.

La segunda la encontraríamos en la zona media y es la encargada de la sujeción. La transpirabilidad existe, pero aquí es importante llevar al pie bien sujeto. Para ello Mizuno se sirve de unas tiras termoselladas y entrelazadas entre sí para que al tirar de los cordones contengan con fuerza las tensiones propias de la transición de la pisada.

El otro lugar es la zona del talón. Estéticamente es muy parecido a la zona media, pero aquí hay un recurso y es el refuerzo interior (no visible) que permite contener al tobillo en el momento de impactar contra el suelo, manteniéndolo estable. Esta parte está coronada por una tira que ayuda a calzarse y en la que Mizuno ha grabado “Amsterdam” (pie izquierdo) y “Marathon” (pie derecho). Estas tiras son reflectantes para que sea visible quien las use por la noche.

Los cordones son semiplanos y aunque parezcan cortos, a medida que se va usando la zapatilla y ésta se va adaptando al pie, van saliendo más hasta tener una medida normal. No están pasados por la acolchada lengüeta pero porque está unida al cuerpo de la zapatilla también por los laterales y no se va a desplazar.

La cazoleta es muy esponjosa, cogiéndose con suavidad al contorno del tobillo al anudarse los cordones. Por debajo, ya he comentado que hay una plantilla de 6.2mm de grosor, pero lo que no he dicho es que por debajo aún hay un footbed de espuma de otros 2mm: ¡confort máximo!

RESUMEN

Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam representa la fiabilidad basada en la continuidad de un diseño y materiales que funcionan y muy bien. El precioso y elegante upper la distingue como algo especial, pero montado sobre un chasis de garantía en base a una de las más reputadas mediasuelas que existen gracias a dos de los mejores compuestos del mercado: U4ic y U4icX emparedando a un sistema de amortiguación muy valorado y con más solera: Wave.

Esta tripleta es la que permite que Mizuno Wave Ultima 11 la puedan utilizar corredores y corredoras de medio a alto peso con todas las garantías, no sólo para una carrera confortable, sino para poder recorrer toda la cantidad de kilómetros que uno o una pueda. También cuenta con una suela que utiliza goma sólida con partes a las que se adiciona carbono, para una máxima durabilidad. El upper, como ya he dicho, no sólo es muy elegante, sino que también es en extremo funcional (lo cortés no quita lo valiente).

Los ritmos más indicados deberían ser los propios de los rodajes, más o menos rápidos según cada corredor o corredora. De todas maneras, yo no la recomendaría para ritmos por debajo de 4’15-4’20” el mil porque para ritmos más veloces ya hay otras alternativas, más ligeras, más reactivas y, en definitiva, más enfocadas a ir rápido. Quienes quieran correr largo y cómodo Wave Ultima 11 es una gran opción. Quien quiera ir aún más allá en distancia y grado de amortiguación y confort, podría probar otro modelo de Mizuno como es Wave Sky 3. En cambio quienes busquen parte de eso pero mayor rendimiento en cuanto a versatilidad, en Mizuno Wave Rider 23 pueden encontrar otra aliada.

El peso es de 320gr en el acabado de hombre y 265gr en el de mujer, mientras que el drop es el clásico en Mizuno: 12mm. El precio oficial de Mizuno Wave Ultima 11 Amsterdam es de 145€ (ver oferta)

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad