Nadal supera un incómodo trámite ante Berankis

Nadal supera un incómodo trámite ante Berankis

Nadal, en acción en Wimbledon
Nadal, en acción en Wimbledon | EFE

El lituano ganó el tercer set, justo antes del parón por lluvia, pero no doblegó al manacorí

El balear cedió el tercer parcial pero resurgió con su mejor juego para cerrar en el cuarto

Otro día más en la oficina para Rafa Nadal. El balear volvió a sufrir pero también volvió a ganar en un trabajado encuentro ante Ricardas Berankis. El lituano exhibió un gran nivel y supo encontrar los pocos resquicios que le dejó el balear para pelear por el partido e incluso llegar a ganar un set. Pero Nadal nunca se rinde y pese a firmar una mala tarde con su derecha, con la que cometió 37 errores, acabó por llevarse la victoria (6-4, 6-4, 4-6 y 6-3).

Igualado, con ambos jugadores aún fríos, arrancaba el encuentro en la central del All England club. Berankis solucionaba los fallos iniciales con buenos primeros saques para mantener el marcador mientras el balear intentaba buscar golpes ganadores.

En el décimo juego, Nadal tuvo hasta tres bolas de set. Recuperó dos Berankis pero a la tercera, la presión pudo con él y acabó estrellando la bola en la red dando ventaja en el marcador al manacorí.

La segunda manga comenzó también igualada pero el lituano empezó a desplegar un juego más agresivo y ya en el tercer juego firmó un break tras aprovechar la segunda de las tres bolas de rotura de las que dispuso.

El guion comenzaba a parecerse al del duelo de debut ante Cerundolo y aunque Rafa no estaba dispuesto a dar demasiada cuerda a su rival, Berankis no se dejó presionar por las dos bolas de break que tuvo el manacorí y consiguió ganar su servicio para seguir con ventaja.

No le duró demasiado. Rafa subió el nivel, lo suficiente para conseguir la rotura (3-3) y volver a ponerse por delante. El décimo juego volvió a ser decisivo. El lituano se defendió y llegó a superar hasta tres bolas de break, pero Nadal desplegó todo su arsenal de golpes, lo movió y acabó sumando el segundo parcial.

El golpe no pareció afectar a Berankis que seguía a pico y pala y volvía a dominar al inicio de la tercera manga para robarle el servicio al manacorí. Mientras el lituano ganaba terreno, el balear se sentía incómodo sobre el verde y la rotura se le resistía. La ocasión no llegó y Berankis, desplegando un gran nivel, consiguió alargar el partido.

Tenía que hacer Rafa borrón y cuenta nueva para cambiar la dinámica del choque. Un arte en el que ha demostrado ser experto. Para empezar, se apuntó los tres primeros juegos, sumando doce puntos consecutivos y utilizando el revés como arma para doblegar a su rival. Y entonces llegó la tormenta. En medio de un emocionante cuarto juego, tras uno de esos puntos épicos, la lluvia hizo aparición y obligó a suspender el encuentro durante varios minutos mientras se marchaban las nubes.

El parón, de casi una hora, benefició al lituano que pudo mantener su servicio y romper la racha de Nadal. Pero esa fue casi la última concesión que hizo el tenista mallorquín que se lanzó a por el partido. Berankis cumplió con su parte y mantuvo sus servicios pero eso no fue suficiente para alargar el duelo. Rafa, que abrió el partido con un 'ace', cerró de la misma manera, en modo campeón, con un saque directo y la sonrisa en la cara.

El rival del balear en tercera ronda será el italiano Lorenzo Sonego que venció en tres sets a Hugo Gaston.