Djokovic quiere más países sedes de la Davis y un equilibrio historia-dinero

El serbio cree que lo mejor es buscar un punto intermedio entre la historia, la tradición y los factores económicos

Se sigue mostrando muy comprometido con la Copa Davis, al menos siempre que pueda aportar "dentro y fuera de la pista"

Djokovic disputa un punto durante la pasada edición
Djokovic disputa un punto durante la pasada edición | sport

EFE

El serbio Novak Djokovic, que ganó al austriaco Dennis Novak por 6-3 y 6-2 y aseguró así la primera victoria de su equipo en las finales de la Copa Davis, volvió a mostrarse partidario de otra fórmula para el torneo, con más países sedes y una final que, ante la posibilidad de que se instale en Abu Dabi, tenga en cuenta el factor económico pero también "la tradición".

"Yo también he oído los rumores sobre Abu Dabi, pero no está confirmado. Obviamente, tenemos que esperar y ver. En Oriente Medio hay mucho interés por el tenis y otros deportes. La Copa Davis históricamente ha sido la competición por equipos más importante. Hubo muchas reacciones negativas hacia el cambio de formato y lo entiendo", expuso el serbio en conferencia de prensa en Innsbruck tras su encuentro.

"He dicho hace unos años que, en mi opinión, el formato debe estar en algún lugar intermedio. Me gusta el hecho de que ahora haya tres países diferentes al menos en la fase de grupos. ¿Por qué no más? ¿Por qué no tener seis países diferentes países que acojan un grupo de tres equipos? Hemos perdido con el cambio de formato la posibilidad de que muchos países del el Grupo Mundial acojan la eliminatoria", consideró.

"Definitivamente apoyaría una mayor diversidad en cuanto a los países anfitriones. Luego entiendo que se quiera tener a los cuatro u ocho finalistas en un lugar determinado. Ahora bien, cuando se trata de la ubicación, ya sea Abu Dabi o cualquier otro lugar, eso es algo que tenemos que esperar y ver", añadió.

"La cuestión es si se sigue el dinero, por así decirlo, o se sigue la tradición o si encuentras un equilibrio entre ambos. Yo estoy en un punto intermedio. Creo que hay que respetar la tradición y la historia y al mismo tiempo hay que encontrar nuevas formas de mejorar la competición", dijo. Respecto a su partido de este viernes, Djokovic se mostró más que satisfecho. "Me llevó algún tiempo adaptarme al ritmo, empezar a pasar la pelota. El juego crucial fue el octavo del primer set, 4-3, bolas nuevas. Me las arreglé para poner un par de devoluciones extra, hacerle jugar, cambiar el ritmo. Después de eso, ya no hubo vuelta atrás. Serví bien, me moví muy bien. En general, una buena actuación", resumió el número uno mundial.

Sobre su participación en esta edición, indicó que siempre le motiva jugar en equipo. "Si puedo contribuir de forma positiva dentro y fuera de la cancha, estaré siempre disponible. El capitán y los compañeros de equipo lo saben. La federación lo sabe. Intentaré estar disponible", aseguró.

"Somos profesionales que tienen el privilegio de estar practicando el deporte, pero al mismo tiempo esperamos llevar algunas emociones positivas a las multitudes que vienen. No es la primera vez, ojalá sea la última, pero lo dudo, que juguemos en estadios vacíos", apuntó. "Hay cosas mucho más importantes que el deporte. Obviamente se trata de la salud y la vida de las personas. Rezo para que todo el mundo esté bien", dijo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil