Alcaraz, de "vacaciones" por coronavirus, cierra el año 109 puestos más arriba

El murciano ha terminado la temporada en la posición 32 del ránking ATP

Sólo le ha faltado ser internacional con España para la matrícula de honor en su primera campaña como profesional

Alcaraz levantó a los aficionados de sus asientos en Milán con este puntazo | Tennis TV

Carlos Alcaraz, tras conocerse anoche que había dado positivo por coronavirus -"un palo muy duro", según ha dicho-, lo que le impide debutar en la Copa Davis con España, ya está de vacaciones muy a su pesar y cierra el año en el puesto 32 de la clasificación mundial habiendo escalado nada menos que 109 posiciones y ganado el ATP 250 de Umag, en Croacia; y las Next Gen ATP Finals, en La ciudad italiana de Milán.

Alcaraz, cuya vacante ha sido cubierta por el valenciano Pedro Martínez Portero, llamado a última hora por parte de Sergi Bruguera, capitán de la selección española, para los enfrentamientos ante Ecuador de este viernes y frente a Rusia del domingo, ha indicado a través de sus redes sociales su fastidio, aunque con perspectiva, por no disputar un torneo que "tanta ilusión" le hacía: "Estoy triste por la manera en que me pierdo un torneo tan importante y súper especial para mí como es la Copa Davis", ha escrito el jugador de 18 años.

El tenista murciano iba a cerrar un gran año para él defendiendo a España en Madrid pero la covid-19 se lo ha impedido. El de El Palmar ya había sido internacional en escalas inferiores años atrás. De hecho, en 2018, con apenas 15 años, se proclamó campeón de la Copa Davis júnior con la selección española sub-16, al ganar la final ante Francia por 2-1 en Budapest. Alcaraz, quien llegó a esa cita siendo campeón de Europa cadete, formó equipo con el gaditano Pablo Llamas y el vallisoletano Mario González.

Ahora le iba a llegar la oportunidad de estrenarse con la absoluta, pero el contagio le ha hecho tener que esperar una nueva ocasión para hacerlo, algo que ha lamentado: "Me hacía muchísima ilusión representar a mi país en Madrid, delante de mi gente, pero a veces las cosas no suceden como uno quiere y hay que sobreponerse. Es un palo muy duro pero habrá que levantarse ante esta situación y salir reforzado", ha expresado al tiempo que ha dicho que se encuentra "bien de salud y con síntomas muy leves".

Al pupilo de Juan Carlos Ferrero sólo le ha faltado ser internacional con España para la matrícula de honor en su primera temporada completa como profesional en el circuito y que concluye ocupando el puesto 32 de la clasificación ATP con 1.612 puntos y un bagaje de 32 victorias y 17 derrotas cuando la comenzó en el 141. En 2020 se había plantado en el 490, mientras que comenzó 2019 estando en la posición 1.491.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil