Victoria sufridísima y, ahora... ¡a por el oro!

Un gol de Asensio en el minuto 115 certifica el triunfo de la selección española en la semifinal frente a Japón

España volverá a disputar una final de los Juegos Olímpicos 21 años después de la plata de Sídney 2000

La selección olímpica celebró el pase a la final de los Juegos | COE

115 minutos tuvieron que transcurrir para que se moviese el marcador en el Saitama Stadium. Y el único gol del encuentro ha llevado la firma de Marco Asensio, que ha ingresado en el terreno de juego minutos antes de que arrancase la prórroga. España se asegura una medalla más en el palmarés y se añadirá a la plata lograda en Amberes 1920, al oro de Barcelona 1992 y a la plata de Sídney 2000.

JAP

0-1

ESP

Japón

Tani; Sakai, Yoshida, Itakura, Nakayama; Tanaka (Hashioka, 118'), Endo; Doan (Maeda, 91), Take Kubo (Miyoshi, 91'), Hatate (Soma, 65'); Hayashi (Ueda, 65').

España

Unai Simón, Óscar Gil (Vallejo, 46'), Eric Garcia, Pau Torres, Cucurella (Miranda, 106'); Zubimendi (Moncayola, 96'), Pedri (Asensio, 83'), Mikel Merino (Carlos Soler, 59'); Dani Olmo (Puado, 59'), Rafa Mir, Oyarzabal.

Goles

0-1 Marco Asensio (115').

Árbitro

Kevin Ortega (Peruano). TA: Sakai (98') | Óscar Gil (12'), Mikel Merino (50'), Zubimendi (94'), Vallejo (109'), Asensio (116').

Incidencias

Partido de semifinal de los Juegos Olímpicos de Tokio, disputado en el Saitama Stadium.

El broche de oro, y nunca mejor dicho, para la selección española en los Juegos Olímpicos será el sábado 7 de julio contra la todopoderosa Brasil a las 13:30h (hora local) en Yokohama. La 'canarinha' disputará su tercera final en las últimas tres ediciones de los JJOO y defenderá el oro logrado en Río 2016 ante el combinado español, que volverá a disputar una final 21 años después.

Dos semanas después se reencontraban ambas selecciones sobre el terreno de juego. El pasado 17 de julio la selección española se desplazó hasta Kobe para disputar el primero, y único, partido amistoso preparatorio antes de comenzar los Juegos Olímpicos, que finalizó 1-1. Es difícil trazar paralelismos entre ambos partidos, puesto que España estaba en plena fase de adaptación de juego, trabajo y grupo.

En esta ocasión, a diferencia de aquel amistoso, Japón no ha logrado situarse por delante en el marcador. Bien es cierto que el dominio de España ha sido claro sobre el césped del Saitama Stadium. Los de Luis de la Fuente, sin embargo, no ha conseguido traducir dicho dominio en ocasiones de peligro.

Cinco partidos, cinco empates al descanso

Oyarzabal ha cazado un balón en el interior del área y ha enviado una potente volea de primeras por encima del larguero. La más clara del primer tiempo, sin duda, ha estado en las botas de Rafa Mir, que ha recibido el premio de la titularidad tras su hat-trick ante Costa de Marfil en los cuartos de final, en detrimento de Asensio.

El delantero murciano ha recibido un pase entre líneas y en el uno contra uno ha salido vencedor Tani. El guardameta nipón ha salvado el punterazo de Mir con la pierna para marchar al túnel de vestuarios con empate en el marcador, igual que en los cuatro anteriores encuentros de España en los Juegos Olímpicos.

Igualdad sin ocasiones

Tras la reanudación, Japón ha saltado al terreno de juego con una marcha más. Y lo ha dejado patente con su primera, y más clara, ocasión. Hatate ha recibido a espaldas de la portería y ha cedido el cuero a Hayashi, que ha fregado la madera de la portería de Unai Simón con un disparo de primeras.

En la siguiente jugada, Cucurella ha filtrado un balón para Mikel Merino y el jugador de la Real Sociedad ha caído dentro del área. El árbitro ha parado el juego cuando le caía el balón a Rafa Mir, inhabilitando la jugada posterior. El peruano ha ido a comprobar la jugada en el VAR y ha determinado que no existía falta del defensor japonés, a pesar de que en directo parecía penalti claro.

Entran las prisas y los nervios

El tiempo avanzaba y las prisas empezaban a invadir la mente entre los españoles. Los japoneses, conformes con disputar la prórroga, se limitaron a defender las ofensivas de la 'Rojita'. Zubimendi ha cazado un rechace en el interior del área, pero Itakura interceptó su lanzamiento limpiamente.

Rafa Mir quiso voler a vestirse de héroe, pero no se fijó en que Puado estaba solo en boca de gol y prefirió apostar por un lanzamiento muy forzado y escorado. En la siguiente jugada, el murciano ha cedido de cabeza un cambio de sentido de Asensio para que Oyarzabal, nuevamente de volea, tratase de inaugurar el marcador, pero su disparo ha sido atajado sin problemas por Tani para enviar el partido a la prórroga.

Segunda prórroga con final feliz

Tal y como le sucedió a España en los cuartos de final ante Costa de Marfil y a Japón frente a Nueva Zelanda, el partido no se ha decantado para ningún equipo en los 90 minutos reglamentarios, por lo que ambas selecciones han disputado su segunda prórroga en tres días.

Japón, satisfecha con la posibilidad de jugarse el pase a la final en la tanda de penaltis, ha dado descanso a sus dos mejores jugadores (Kubo y Doan) para plantear una media hora más defensiva. Sin embargo, la más clara del primer tiempo de la prórroga ha sido para los nipones. Maeda ha puesto el miedo en el cuerpo con un fenomenal remate de cabeza entre los dos centrales, pero el cuero se ha ido fregando el travesaño para el alivio de De la Fuente.

Japón no ha sido capaz de aprovechar una triple ocasión, nacida de una falta lateral provocada por Vallejo. La selección española, algo desubicada, ha sufrido achicando agua de la barca ante la ofensiva de los asiáticos, pero evitando que perforasen la portería de Unai Simón.

Asensio da el pase a la final

Tan solo restaban cinco minutos para jugarse el pase a la final desde la tanda de penaltis. Oyarzabal ha filtrado un balón entre líneas y Asensio ha trazado un disparo con su pie izquierdo y con rosca al palo largo de tan ajustado, que Tani no ha logrado ni rozar el esférico.

El mallorquín ha despertado la euforia entre los once jugadores que estaban sobre el terreno de juego, entre los del banquillo y de todo el staff técnico de la selección que ya se ha asegurado una medalla más en el casillero. Una selección única, con un potencial increíble, que se medirá ante la experimentada selección brasileña, capitaneada por el incansable Dani Alves y con Richarlison como referencia ofensiva.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil