El Nàstic echa a Luis César y Oliva le sustituye

El Nàstic echa a Luis César y Oliva le sustituye

Las nubes que sobrevolaban la cabeza de Luis César desde la derrota del equipo grana el pasado sábado en el Nou Estadi confirmaron ayer la tempestad. El club informó de la destitución del técnico después de un pésimo arranque de temporada que, con dos victorias, seis empates y siete derrotas, deja al cuadro de Tarragona como colista de Segunda División. Las continuas promesas del técnico gallego en las que apuntaba a una recuperación del equipo grana han ido cayendo en saco roto hasta que el club ha decidido tomar medidas y prescindir de sus servicios.

En la tarde de ayer, Luis César compareció en rueda de prensa junto al presidente del consejo de administración, José María Fernández, y el director deportivo del club, Josep María Nogués, para despedirse de su afición. "La destitución es justa", reconoció, pues haber ganado dos partidos de quince es "algo denigrante e inadmisible". El ya ex entrenador entonó el 'mea culpa', pero también atribuyó el declive del equipo a la mala suerte. "Me han pasado todas las miserias que le pueden acontecer a un entrenador", aseveró. César terminó su discurso confiando que el nuevo técnico "va a ganar partidos".

Precisamente, César ya tiene sustituto oficial. Su lugar en el banquillo del cuadro tarraconense lo ocupará Juan Carlos Oliva, cuya trayectoria discurre hasta la fecha por equipos como el Aris de Salónica, Villarreal B o el Salamanca, último equipo en el que ejerció sus funciones la temporada pasada. Oliva, que ayer ya firmó por lo que resta de temporada, tendrá la difícil misión de rescatar a un Nàstic en caída libre y que necesita resultados inmediatos si quiere mantener la categoría.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil