José Gomes, ante el duelo con el Girona: "Estos partidos son como una final de Copa"

NOTICIA SPORT

Ha fichado por el Almería, tras dos pequeños milagros en Marítimo y Reading, salvándoles del descenso

José Gomes es el entrenador del Almería, rival del Girona en la promoción a Primera División

José Gomes es el nuevo entrenador del Almería
José Gomes es el nuevo entrenador del Almería | UD ALMERÍA

El portugués José Gomes, que desde los 25 años vive en el apasionante y extraño mundo del fútbol profesional, ha dejado que el balón le lleve allá donde quiera. Y ha hecho paradas desde Hungría a Málaga, de Portugal a Arabia Saudita. Ahora ha aparcado sus vártulos en Almería, tras dos pequeños milagros en Marítimo y Reading, salvándoles del descenso.

Guillem: para usted el fútbol es una fuente de riqueza vital.

Gomes:  sí, es una fuente de energía, porque una cosa como ésta es una locura... Termino una liga y el mismo día que se juega el último partido me llaman por teléfono del Almería. A casa a hacer la maleta. Y al día siguiente salir para otro proyecto.

Guillem: ¿Lo tenía claro?

Gomes: para mí estaba claro. Pero no quería salir de la isla sin hablar con el presidente personalmente y tener la certeza de que lo entendía. Al final me dijo: "como presidente no quiero que te vayas, pero como amigo, tienes que aceptarlo".

Guillem: para ganar un play off supongo que ayuda saber, como le demostraron otras experiencias, que hay momentos en que cuenta más la cabeza que los pies.

Gomes: sí. Ahora mismo tenemos un partido importante, y tenemos que llegar con inteligencia y pragmatismo. No hay segunda oportunidad, es como una final, hay que ser muy inteligente y seguir al 100% el plan de juego. Ahí está la presión de entrenar. No podemos dejar dudar al jugador, durante el partido todos tienen que pensar en la misma solución. Y eso no es fácil con tan poco tiempo.

Guillem: ¿Dónde te ganas a los jugadores, en la primera charla o en el entrenamiento?

Gomes: en la primera charla, creo. La primera impresión es determinante. Y ganar con coherencia, porque no puedes decir una cosa en la charla y en los ejercicios hacer lo contrario.

Guillem: ¿Preparó mucho la primera charla?

Gomes: no mucho, pero ya tenía claros los puntos. Estos jugadores han sufrido mucho, hace un año estaban en Marbella en pretemporada, el club cambia de dueño, echan al entrenador y a 12 o 13 jugadores… Viene un nuevo entrenador, con nuevos jugadores, se rompen dinámicas de grupo, se cortan relaciones. Después, echan al entrenador otra vez. Con un líder nuevo, en enero llegan nuevos jugadores. Vuelven a establecer relaciones. Después echan al entrenador, viene otro, y después otro, que soy yo. Y cada vez que hay una ruptura en la dinámica de grupo les afecta, por muy fuertes que sean. En la primera charla tenía que dejar claro que yo no soy mago, soy entrenador. Puedo ayudar a que lleguen al día del partido con más rendimiento, con más confianza, pero no soy la solución. Podemos ayudarlos para que el día del partido lo hagan con más inteligencia y puedan decidir mejor. Pero no podemos jugar. Los partidos los juegan los jugadores.

Guillem: Es bueno saber que tiene un año más de contrato.

Gomes: tengo mucha confianza en las personas que están en esta estructura, por eso he aceptado. Su proyecto es llegar lo más lejos que puedan mejorando las condiciones de trabajo, el nivel de los jugadores, de la plantilla, y ayudando todos a tener un rendimiento superior. Conozco a las personas [del club] y piensan en grande, y sé que vamos a llegar.

Guillem: ¿Qué momentos del Reading y del Marítimo recupera para una situación como esta?

Gomes: cuando llegué al Reading fue una locura también. Tenía una plantilla con más de 40 jugadores. Cuando hay tanto no puedes conseguir que los jugadores se sientan responsables. Es mejor tener una plantilla corta, en la que todos se sientan parte de la solución. Igual fuimos injustos con algunos, pero sacamos a 14. Esto no viene en el manual, son experiencias de vida. Pero ha sido buenísimo para lo que estoy viviendo ahora.

Guillem: ¿Cuándo fue la última vez que se preguntó si estaba preparado para lo que le ofrecían?

Gomes: no sé si hay algo en mí de irresponsable o de inconsciente o de loco. La primera vez que me invitaron a primera división fue mientras era asistente de José Antonio Camacho en el Benfica, yo tenía 32 años y muchas ganas de aceptar. Ya llevaba 10 temporadas trabajando en cuerpos técnicos profesionales como asistente y, previamente, como preparador físico. Y ahí tuve dudas. Y esas dudas fueron fatales. Si tienes dudas ya estás perdiendo. Después de eso la cosa siempre ha ido más o menos bien.

Guillem: ¿Qué aprendió de José Antonio Camacho?

Gomes: a vivir y trabajar con la verdad. Es algo genuino. Los jugadores lo aceptan, sienten que lo que está diciendo es lo que es, no lleva una máscara. Y este sentimiento de estar como en familia con la plantilla ha sido una gran lección. Un día que yo vaya a Murcia, a ver si tenemos tiempo de encontrarnos, porque me encantaría verle.

Guillem: Sobre el partido contra el Girona ¿Hay alguna manera de identificar a los equipos de José Gomes?

Gomes: sí, claro que sí. Si llamas a un periodista deportivo de Portugal o de Inglaterra, a lo mejor te pueden decir que me gusta jugar desde atrás, tener posiciones, controlar el partido con el balón, ayudar a que los jugadores disfruten de los partidos, y que a la gente le encante ver al equipo jugar. Pero en este tipo de partidos que son como una final de copa, no importa tanto el fútbol que a mí me gusta, lo más importante es pasar y seguir adelante.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil