Nadal avanza ronda con solvencia

Nadal avanza ronda con solvencia

Nadal, en la Suzanne Lenglen
Nadal, en la Suzanne Lenglen | AFP

El manacorí se impuso en tres mangas al neerlandés Botic Van De Zandschulp por 6-3, 6-2 y 6-4

El próximo rival de Rafa será Felix Auger-Aliassime, tenista que entrena su tío Toni Nadal

El español Rafael Nadal logró este viernes el pase a octavos de final de Roland Garros al derrotar al neerlandés Botic Van De Zandschulp por 6-3, 6-2 y 6-4, en 2 horas y 11 minutos, por lo que se medirá contra el canadiense Felix Auger-Aliassime, entrenado por su tío Toni.

Si quedaba alguna pequeña duda sobre el estado de Rafa Nadal y su problemático pie izquierdo, todas quedaron disipadas tras el encuentro de hoy en una Suzanne Lenglen llena hasta la bandera.

El balear se impuso con solvencia al neerlandés en un duelo que se alargó poco más de dos horas y eso que Botic intentó un conato de remontada en el tercer set, firmando su segundo break del partido. Pero Rafa apagó toda esperanza con su registro de golpes ganadores y un porcentaje de primeros servicios del 87%.

Una victoria que supone un aviso para sus rivales, si es que alguno le había descartado para la batalla. Y eso que el encuentro arrancó contracorriente para el manacorí, que cedió su saque en el primer juego ante un voluntarioso Van de Zandschulp que pocas alegrías más pudo cosechar tras esa pequeña batalla ganada.

Al contario, empezar a remolque encendió a Rafa que sacó a relucir su derecha ganadora y se apoyó en el primer servicio para dejar sin ideas al tenista de Wageningen. Con las luces apagadas inició ya Botic la segunda manga y se vio por detrás ya en el primer juego, con Nadal rompiéndole el servicio.

El manacorí estaba a gusto en pista, sin ponerse nervioso y aportó un punto más de energía a su juego, subiendo a la red, haciendo daño con dejadas y moviendo a su rival.

Aún firmó una nueva rotura y sentenció la segunda manga con su servicio y un contundente 6-2. La tercera arrancó con el mismo guion y Van de Zandschulp cediendo su servicio. Pero entonces sorprendió firmando un break y encadenando una victoria con su saque para dar vidilla al choque. Esa fue la única concesión del manacorí que volvió a hacerse dueño de la pista y se llevó el partido.

"Hoy he jugado mi mejor partido en este torneo, estoy contento de haber avanzado hasta aquí sin perder un set", dijo el español, que sumó su triunfo número 108 en Roland Garros, donde solo ha perdido tres partidos, y el 301 en un Grand Slam.

El próximo rival de Nadal será Felix-Auger Aliassime, pupilo de su tío Toni Nadal, que eliminó a Filip Krajinovic. Será la primera vez que Nadal se mida contra un jugador entrenado por su tío, que fue su mentor en los primeros años de su carrera y hasta que en 2016 cedió el testigo a Carlos Moyá.

Nadal se ha enfrentado sólo una vez con Auger-Aliassime, 9 del ránking a sus 21 años, que hasta esta edición de Roland Garros no había ganado ningún partido en el Grand Slam de tierra batida, aunque ha tenido mejores resultados en otras superficies. Semifinalista en el Abierto de Estados Unidos, el de Montreal ha jugado los cuartos en Wimbledon y Australia. La colaboración con Toni Nadal ha mejorado sus resultados sobre arcilla y este año ha alcanzado los cuartos de final en Barcelona, Estoril, Madrid y Roma.

Temas