Un Madrid sin pólvora pincha en el debut de Liga

Benzema estuvo fallón en el remate y el equipo blanco no supo plasmar su mayor dominio

Courtois evitó males mayores ante los zarpazos de una Real Sociedad bien plantada

El Real Madrid se dejó los primeros dos puntos de la temporada ante la Real Sociedad. El equipo blanco tuvo el dominio, especialmente en el primer tiempo, pero mostró poco punch. Benzema mostró su versión más torpe y no acertó en el primer tiempo con Rodrygo y Vinicius que cumplieron con el refrán de mucho ruido y pocas nueces. Odegaard, por su parte, prácticamente ni compareció frente a su exequipo, la Real Sociedad, que estuvo muy bien plantada sobre el campo y solo le faltó afinar un poco más en las contras para ganar.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

RSO

0-0

RMD

Real Sociedad

Remiro; Gorosabel, Aritz, Le Normand, Aihen Muñoz; Guevara (Urko González, 89'), Merino; Portu, Oyarzabal (Januzaj, 74'), Barrenetxea (Bautista, 74') e Isak (Silva, 64')

Real Madrid

Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Modric (Casemiro, 69), Kroos, Odegaard (Valverde, 69'); Rodrygo (Marvin, 69'), Vinicius (Arribas, 91') y Benzema.

Goles

-

Árbitro

Martínez Munuera (valenciano). TA: Barrenetxea (24'), Aihen Muñoz (32') / Mendy (28')

Incidencias

Estadio Reale Arena, partido a puerta cerrada dentro del protocolo del Covid.19.

Zinedine Zidane quiso innovar con un cambio de sistema. El galo se apuntó a la moda del doble pivote que le costó el sitio a Casemiro para juntar a Kroos y Modrid y situara al repescado Odegaard de media punta, flanqueado por los brasileños Rodrygo y Vinicius, con Benzema en punta. Un sistema que le dio buenos resultados en forma de posesión, aunque le costó generar peligro ante una Real Sociedad que juntó líneas y dejó sola a Isak arriba.

Ocasiones de Benzema e Isak

El dominio era blanco y las hostilidades se desataron en la recta final del primer tiempo. Ahien empezó salvando al desviar con el cuerpo un tiro a quemarropa de Ramos y, después, Benzema tuvo dos ocasiones consecutivas. En la primera, tras un mal despeje de Remiro, cruzó en exceso cuando ya había regateado al portero y en la segunda, resbaló con todo a favor.

Estas ocasiones hicieron reaccionar a la Real de la mano de Isak. El sueco no pudo con un Courtois que abarcó mucho espacio en un mano a mano y, en la acción seguida, su rosca se fue roznado el poste.

Aviso realista

La Real se había dado cuenta de que no podía quedarse todo el partido atrás y en la segunda parte salió con otros bríos. Oyarzabal se sacó de la manga nada más empezar una gran asistencia hacia Barrenetxea, quien cruzó en exceso el balón. Los guipuzcoanos presionaban arriba y el ímpetu del propio Barrenetxea casi le cuesta la segunda amarilla por una entrada a Varane. El colegiado aplicó el mismo criterio con Mendy cuando se jugó la expulsión ante Portu.

El partido ganó en agilidad con un intercambio de golpes más acentuado. Benzema tuvo una nueva oportunidad con un disparo desde el borde del ára que Remiro desvió. Aguacil quiso poner un punto de calma ante tanto frenesí con el debut de David Silva y renunciando a Isak, que era el único punta nato.

Triple cambio

A Zidane no le interesaba que el ritmo decayera y puso gasolina con un triple cambio. Valverde, Casemiro y el debutante Marvin por Odegaard, Modric y Rodrigo. El carrusel de cambios siguió en el bando donostiarra con la presencia de Januzaj y Bautista por unos agotados Oyarzabal y Barrenetxea. Las fuerzas a nivel físico se equilibraron para encarar la recta final.

El Madrid quiso apretar, pero se quedó sin ideas y no fue capaz de genera más ocasiones. Al final, los blancos se fueron sin marcar y con la sensación de que les falta un 'killer' para volver a aspirar al título.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil