El Real Madrid viaja a Bérgamo asustado por su partido ante el Atalanta

El Real Madrid vuelve este miércoles a la Champions con nueve bajas y un equipo de circunstancias

Los antecedentes del Barça, Sevilla y Real Sociedad asustan ante un Atalanta tan engañoso como peligroso

Courtois salva un gol ante el Valladolid
Courtois salva un gol ante el Valladolid | AFP

El Real Madrid debería viajar a Bérgamo henchido y tranquilo por sus últimos resultados. Vuelve a la competición que más le incentiva con cuatro victorias consecutivas en la Liga, aunque fuesen ante rivales inferiores como Huesca, Getafe, Valencia y Valladolid. Pero no es oro todo lo que reluce. Tras el partido de Pucela pocos apuestan por ellos pese a ganar 0-1 y seguir enganchado a la Liga. Zidane tiene un equipo repleto de remiendos que le ha ido bien para andar por casa, pero la Champions son palabras mayores.

Todo indica que el francés no va a recuperar a ninguno de los lesionados para visitar al Atalanta, y volverá a tener 10 jugadores de campo del primer equipo más los refuerzos del Castilla. Muy poco para hacer frente a un rival desconcertante, pero con una pegada tremenda, precisamente lo que les falta a los blancos. El panorama no es optimista y el objetivo será mantener viva la eliminatoria para el encuentro de vuelta, en el que esperan haber recuperado un buen puñado de jugadores 

UN ATAQUE INOFENSIVO

El antecedente protagonizado por el Barça, el Sevilla y la Real Sociedad asusta al madridismo, que teme que su equipo sea el siguiente en sufrir el cambio de chip a una competición en la que cada rival puede hacerte un ‘siete’. El objetivo principal será mantener la solidez defensiva de esta etapa, en la que lleva tres partidos sin encajar porque en ataque anda seco y más si Benzema finalmente no puede jugar. La mejor baza sigue siendo Courtois, que está en un momento dulce y salvando a los blancos como ante el Valladolid.

Zidane tendrá que replantearse si mantener al tridente ‘inofensivo’ que sacó en Pucela o si quita a uno de ellos para fortalecer la medular para recurrir al único suplente que tiene, Isco. Es cierto que el malagueño no está a su mejor nivel, pero aportará más equilibrio a Casemiro, Kroos y Modric que llegan exhaustos obligados a jugarlo todo por las bajas. Zidane se presentará en Bérgamo sin Carvajal, Ramos, Hazard y Benzema, cuatro fijos además de primeros relevos como Valverde o Rodrygo, amén de haber cedido a Odegaard y Jovic que serían dos grandes recursos para la ocasión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil