Asensio, tres vías de escape en enero

Asensio, tres vías de escape en enero

Asensio se podría plantear irse en enero
Asensio se podría plantear irse en enero | AFP

Su difícil situación en el Real Madrid podría acabar en el mercado de invierno ante el interés del Milán, Liverpool y Arsenal

La falta de propuestas en verano le empujaron a quedarse, pero apenas ha jugado pasando a ser suplente habitual

Marcos Asensio se encuentra en una encrucijada a en el Real Madrid y a menos de dos meses del Mundial de Catar. Decidió quedarse en el equipo banco ante la falta de propuestas concretas que encajaran en sus demandas, lo que le empujó a seguir y cumplir el año que le queda de contrato. Asensio ha desaparecido de las alineaciones de Ancelotti y su situación residual podría llevarle a intentar salir en el mercado de invierno.

El atacante balear necesitaría partidos para adquirir tono competitivo y mostrar a Luis Enrique que puede confiar en su aportación al equipo nacional. Apenas ha jugado un puñado de minutos desde que empezó la temporada, 7’ en la Liga y 10’ en la Champions. Acabó frustrado en el partido ante el Mallorca, cuando calentaba para salir pero la inoportuna lesión de Lucas Vázquez frustró su cambio y acabó pateando una botella de agua y tirando el peto al suelo.

VALVERDE Y RODRYGO LE CIERRAN EL PASO

Su presente no parece que pueda mejorar, después de que los dos jugadores con los que mantenía una competencia directa por rebañar minutos están en un momento dulce y de crecimiento. Valverde se ha convertido en un fijo para Ancelotti por la energía que aporta al equipo entre otras muchas cosas, y Rodrygo empieza a romper el cascarón con individualidades que marcan diferencias en ataque.

Asensio se ha quedado sin sitio y su situación no mejora. Algunos equipos le siguen y podrían apostar por su fichaje en enero. Milan, Liverpool y Arsenal estarían interesados en su fichaje, según ‘Calciomercato’. Podrían sacarle del Real Madrid unos meses antes de la finalización de su contrato y, seguramente, por un traspaso a la baja. Pero sería el club blanco el que tendría que aceptar su salida después de un verano en el que ha tenido en vilo a Ancelotti para acabar quedándose en el último momento.