Sport.es Menú

De Jong hace el primer regalo al FC Barcelona

El centrocampista del Ajax, jugador azulgrana la próxima temporada, lideró a su equipo en el Bernabéu

Asumió el control del juego desde el primer momento y destacó por su tranquilidad y capacidad de asociación

Así se presentó De Jong al Bernabéu: croqueta mágica que dejó sentado a Modric | Mediapro

Frenkie de Jong, interior por banda izquierda y jugador del FC Barcelona la próxima temporada, fue uno de los mejores del Real Madrid-Ajax de Champions League disputado este martes en el Santiago Bernabéu. 

sport.es

El centrocampista lideró a su equipo en el coliseo blanco y asumió el control del juego desde el primer momento, destacando especialmente por su tranquilidad, clarividencia y capacidad de asociación.

El jugador del Ajax fue de menos a más. Empezó algo tímido, blando, pero a medida que fue avanzando el partido encontró su posición y pudo llevar a cabo su fútbol asociativo, de primer toque y, en ocasiones, de pase largo.

De Jong tuvo que bajar a la línea defensiva para buscar balones y darles salida ante la presión inicial del Real Madrid. Tras el 0-1 en el minuto 7 de partido dio señales de vida y se atrevió incluso con una 'croqueta' después de recuperar un balón ante Vinicius.

Con el 0-2, en el minuto 18, ejerció de líder dando salida al balón y pidiéndolo a sus compañeros para iniciar las jugadas. Nunca perdió la posición y basculó de izquierda a derecha siempre que lo requirió la situación.

Segundo tiempo

En la segunda mitad, con un Real Madrid acorralando al Ajax desde el primer momento, De Jong retrasó su posición para juntarse con los centrales y no dejar espacios a los jugadores de la segunda línea madridista.

En el minuto 50 ganó una carrera a Asensio por la banda y recuperó el esférico. Y en el 52 el árbitro, el alemán Felix Brycht, no castigó una falta que le cometió Bale cuando avanzaba por el interior derecho.

Con el 1-3 y el 1-4 siguió haciendo gala de su aplomo, pidiendo siempre el esférico. De todas formas, en el minuto 84, en un exceso de confianza, Benzema le robó el balón y la jugada no terminó en gol de Bale por culpa de una gran intervención de Onana. Ahí pecó de soberbia...

En cualquier caso, De Jong como había prometido, trabajó y jugó para dar una alegría al FC Barcelona, tal y como había prometido en la víspera del primer partido en Amsterdam. Ha cumplido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil