Luka Jovic, el nuevo quebradero de cabeza de Zidane

Responsables del club se reunieron con el delantero serbio para tranquilizarle ante la falta de oportunidades en el Real Madrid

Prefieren que vaya cedido, pero si no aparecen ofertas atractivas para el jugador no lo presionarán

Zinedine Zidane no tiene a Luka Jovic entre sus primeras opciones en la delantera
Zinedine Zidane no tiene a Luka Jovic entre sus primeras opciones en la delantera | EFE

Tras solucionar la situación de Gareth Bale, cedido al Tottenham Hotspur, Luka Jovic se ha convertido en el penúltimo quebradero de cabeza del Real Madrid en las últimas semanas del mercado de fichajes, que se cierra el próximo 5 de octubre.

SPORT.es

El joven delantero serbio no entra en los planes de Zinedine Zidane, pero tampoco encuentra un club de destino para una posible cesión. Así que, según informa el diario madrileño 'As', la dirección deportiva merengue se ha reunido en los últimos días con el futbolista para tranquilizarlo y asegurarle que no se le forzará a marchar: únicamente saldrá cedido si está totalmente de acuerdo el club de destino.

La situación de Jovic es más que curiosa. Zinedine se ha desprendido de Bale, con el que la relación era nula, y no puede disponer de Eden Hazard, fuera de forma tras superar la lesión en el pie. Sin embargo, el técnico madridista solo confía en Karim Benzema y ha puesto por delante de Jovic Mariano Díaz al canterano Borja Mayoral, que el sábado ante el Betis sustituyó al serbio. Pese a todo, desde la sercetaría deportiva aseguran a Jovic que su continuidad en la plantilla "no supondría una carga", según el rotativo madrileño.

DECEPCIÓN

Una respuesta más que tibia para un Jovic que llegó como un prometedor fichaje de futuro a cambio de 60 millones de euros, pero que ha vivido una primera campaña en el Santiago Bernabéu marcada por una difícil adaptación y los problemas extradeportivos: disputó 806 minutos en 27 partidos, marcando 2 goles y repartiendo 2 asistencias.

En cambio, sus inoportunas lesiones o sus problemas con el confinamiento en su regreso a su país al principio de la pandemia del coronavirus han transmitido la imagen de un joven (22 años) inmaduro y poco consciente de las exigencias de lo que es jugar en la élite mundial. No resulta el mejor cartel para convencer a Zidane, pero tampoco para que los técnicos de otros equipos vean en él una buena puesta de futuro para una cesión o un traspaso.

SE PUEDE QUEDAR

Zidane le aconsejó una cesión, para aliviar la tensión que podía generar en el vestuario otro futbolista descontento por su falta de protagonismo, y para que Luka se pueda ganar minutos en otro equipo, por el miedo a que se estanque en su progresión.

Esto generó más inseguridad en Luka Jovic y obligó a que los responsables del área deportiva del Real Madrid se reunieran con él para tranquilizarle: esta temporada lo prefieren fuera del vestuario, pero si se queda, no pasa nada. No es el mejor panorama para un Jovic al que no habrían querido Chelsea, Nápoles, Milán o Mónaco.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil