Fin del 'efecto Zidane'

El francés arranca 2018 rodeado de dudas

El 0-3 ante el Barça certificó la decandencia de un proyecto que se hace viejo

Zinedine Zidane saluda a Ernesto Valverde antes del último Real Madrid-Barça
Zinedine Zidane saluda a Ernesto Valverde antes del último Real Madrid-Barça | VALENTÍ ENRICH

Zinedine Zidane iniciará el jueves su tercer año al frente del Real Madrid... y no hay ningún entrenador que haya superado las tres temporadas en la 'era Florentino'

Sport.es

En su primera etapa como presidente del Real Madrid solo Vicente del Bosque resistió tres años. Y en la segunda, lo logró José Mourinho.

El futuro de Zidane no pinta precisamente de color de rosa, tras completar un mal inicio de temporada. En la Liga Santander es cuarto, a 14 puntos del líder Barça, y en la Champions League ha alcanzado los octavos de final como segundo, por detrás del Tottenham, gracias a la profunda crisis en la que está instalado el Borussa Dortmund.

En el primer cruce, le espera una auténtico hueso como es el PSG de Neymar, Cavani y Mbappé

Así las cosas, el técnico francés arranca 2018 rodeado de dudas. Unas dudas que el 0-3 del Barça se encargó de agudizar. La exhibición blaugrana certificó la decadencia de un proyecto que se hace viejo.

Zidane no ha sabido regenerar su once titular y sigue apostando por los mismos. Benzema, Marcelo o Casemiro barran el paso a IscoAsensio, Theo, Ceballos o Llorente, un mediocentro de futuro al que no da bola, pero no deja salir.

Los números no engañan y estos dícen que Zidane ha bajado sus estadísticas de un año a otro. 2016 lo cerró sin encajar ninguna derrota y cediendo solo siete empates en 26 partidos, lo que significa que sumó el 82 por ciento de los puntos.

El 2017 que acaba de finalizar concluye con cuatro derrotas y seis empates en 29 partidos; Un 72,4 por ciento de los puntos. Hace un año sumó un punto más (64) y eso que jugó tres partidos menos.

Los tres títulos que ha ganado en el nuevo ejercicio no esconden el declive de un equipo que ya no convence a nadie. Las dos Supercopas fueron la continuidad del pasado curso y a la falta de engranaje del Manchester United y el Barça. Y el Mundialito cayó por su propio peso, no sin dificultades, por la endeblez de los rivales.

Zidane afronta una dura cuesta de enero con Celta y Valencia a domicilio y Villarreal y Deportivo en el Santiago Bernabéu. Y el Numancia revoloteando en la Copa. Un inicio de 2018 del que puede salir mal parado

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil