Se busca plaza en las semifinales en el derbi de la necesidad

Se busca plaza en las semifinales en el derbi de la necesidad

Simeone expresa su admiración por Ancelotti en la previa de los cuartos de final de la Copa del Rey | EFE

El Atlético se agarra a la Copa para ganar algún título esta temporada; los blancos llevan nueve temporadas sin ‘olerla’

Ancelotti 'amenaza' con poner a los de siempre, aunque Alaba será suplente tras salir de una lesión

Un derbi Real Madrid-Atlético siempre es mucho partido al margen de cómo lleguen de forma los dos. En este caso llegan bien, al alza tras sus últimos resultados lo que lo hace más interesante. Es una rivalidad encendida de dos aficiones que entienden su pasión de manera diferente y que no dejan de buscarse las cosquillas por nimio que sea la diferencia de filosofías.

La supremacía histórica de los blancos dejó de ser tal sobre el césped desde que Simeone capitanea las huestes rojiblancas, aunque le cueste ganar en el Bernabéu en los últimos años (cinco derrotas y un empate). El alcalde de la capital Martínez Almeyda, reconocido atlético, tiene la teoría de que su equipo no pierde en el Bernabéu cuando juega una final y así califica el encuentro de este jueves, aunque se juegan sólo el pase a la semifinal. 

GANAR O GANAR

A eso se agrega la necesidad de los colchoneros de ganar algún título esta temporada, tras quedar descolgado de la Liga (está a 13 puntos del Barça con un partido más) y el varapalo en la Champions en la que se quedó fuera de Europa. Se agarra a la Copa para salvar una mala temporada y para ello tiene que ganar al Real Madrid en el Bernabéu. 

Los blancos también se fijan ganar el título que se le resiste desde hace nueve temporadas, precisamente fue Ancelotti el último que lo conquistó. El italiano ha conseguido rectificar su trayectoria tras perder la Supercopa de España contra el Barça, eliminando al Villarreal y ganando en Bilbao, dos ‘toros’ que capeó con buenos muletazos cuando más lo necesitaba.

CAMBIO DE RUMBO

Simeone también se congratula del cambio de rumbo de los suyos en los dos últimos partidos, eliminando en Copa al Levante y goleando al Valladolid con una buena actuación. El argentino ha planeado un planteamiento ofensivo durante la semana, pero ayer hubo apagón en el último ensayo para esconder sus cartas. Ensayó el 4-3-3 con balón que se transforma sin él en un 4-5-1. Prescindió en el medio centro de Kondogbia, pero no se descarta que lo ponga para blindar la medular y jugar en ataque con Griezmann y Morata.

Real Madrid y Atlético se miden este jueves en el Santiago Bernabéu

| SPORT.es

Tiene la baja de Llorente, y sobra uno entre Kondogbia, De Paul, Correa y Lemar para acompañar a Koke. El otro cambio respecto al equipo que goleó a los pucelanos es el de Savic por Witsel; mantendrá a Hermoso dejando a Giménez también en el banquillo tras salir de una lesión.

Ancelotti 'amenaza' con "poner el mejor equipo" y cuando dice eso es que jugarán los de siempre, Modric, Kroos y Valverde incluidos. Se cargaría a Ceballos y a Asensio, y Camavinga jugaría por el lesionado Tchouaméni. En ataque los de siempre, Benzema y Vinicius. Lo que parece que no tocará será la defensa pese a recuperar a Alaba. Jugarán Nacho, Militao, Rudiger y Mendy.