Sport.es Menú
Leo Messi marca la diferencia siempre que el Barcelona necesita al 10

La superioridad anímica y emocional del Barcelona

OPINIÓN

César L. Menotti

No jugó bien el Barcelona, había una tensión entre dos equipos con veinte futbolistas que juegan muy bien, pero colectivamente jugó un poco mejor el Madrid. No llegó a tener el Barcelona el nivel colectivo que suele tener... Y el Madrid jugó, por momentos, mejor que otras veces. Después se equiparó la cosa porque la diferencia la marcan siempre algunos jugadores del Barcelona que son únicos: Piqué, Iniesta, Busquets, Messi... Futbolistas que superan lo colectivo, ellos arman lo colectivo en el momento que corresponde. El Barça comenzó medio desordenado. A pesar del gol. Desordenado en el manejo de los espacios.

Se volvió emotivo un partido que ya lo es de inicio. Hay un montón de representatividad y orgullo, que pesa en la historia por más que haya futbolistas que no son ni de Madrid ni de Barcelona. La siento yo por haber vivido en Barcelona y uno se contagia de esas cosas. Fue un partido de diez contra once sin importarles otra cosa que ganarlo. Nunca el partido se paró y hasta Messi se fue atrás para ayudar. Fue una entrega muy grande en la búsqueda de equilibrar. Y el Madrid también. También trabajó mucho. En el Clásico pasa siempre, pero en este mucho más: no importa quién va primero, quién salió campeón, importa el partido, sobre todo cuando esta establecida esa relación con el público, que quiere festejar y ser feliz. No cuentan mucho las circunstancias en Europa. Es un Clásico y siempre dan un desquite al amor propio, no puede revertir toda una historia en un partido y se jueg de una manera muy especial. 

En ese sentido, yo creo que lo siente más (o lo ha expresado así en los últimos tiempos, desde hace muchos años) el Barcelona. Lo ha asumido con mayor disposición y temperamento. Lo ha jugado con mayor seguridad. Aún a veces sin haber logrado el resultado ideal. Pero uno ve al Barcelona en este partido jugar con muchísima seguridad. Contra el Madrid siente cosas que no le pasan con otros equipos porque... ¡No lo sé! Porque supone que va a ganar fácil o... Pero con el Madrid juega con una superioridad anímica y emocional que lo distingue. La prueba es que aguantó toda la segunda mitad con un hombre menos y, aún así, tuvo dos o tres contragolpes que pudieron haberle dado la victoria. Hay realidades. Y yo creo que eso es así, inclusive hace diez años de eso. O doce o catorce. Seguro. Yo le gané dos finales también: la Copa del Rey y la Copa de la Liga.

También es una realidad que el Barcelona y el Madrid no juegan juntos en Europa desde 2011. Se hace difícil de entender, realmente difícil de opinar, porque han sido los grandes dominadores de la Champions. Entre los dos han estado presentes en seis de las ocho últimas finales disputadas, pero la última vez que se enfrentaron fue en las semifinales de la temporada 2010-2011. No me gusta vivir de suspicacias, pero es raro. Y yo creo que muchos equipos son capaces de competir contra el Madrid, pero el Barcelona es uno de los pocos que sabe y juega para meterle mano. Es lo que comentaba antes, el Barcelona asume este partido con disposición y temperamento, con una superioridad anímica y emocional que lo convierte en el rival más peligroso para el Madrid.


He visto el gol de Messi hasta en cámara lenta 

¿Cómo puso la pelota ahí? Es un gol que lo vi cincuenta veces. No sé cómo puso la pelota ahí, creo que llegó inclusive a tocar el palo. Lo han pasado hasta en cámara lenta. Si vos lo mirás bien, él está con la cabeza en la gambeta, en distraer con su amague. Y, de pronto, saca la pierna. No miraba al arco y eso le generó al adversario cierta tranquilidad. No denunció el tiro, parecía que iba a hacer otro dribling y sacó la pierna en diez centímetros y el balón ya estaba dentro.

Los árbitros tienen que jugar con antecedentes

Me parece que el árbitro, donde se equivoca mal, es en la falta que hace el uruguayo, bastante visible, pero eso pasó a cincuenta metros del arco. Siempre el azar juega un rol, pero el Barcelona tuvo que jugar con un hombre menos por la expulsión de Sergi Roberto. No me pareció merecida. Los árbitros tienen que jugar con antecedentes, un estudio del futbolista. Ramos tiene malos antecedentes; Roberto, no.
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil