Sport.es Menú

Nueve curiosidades sobre el Open de Australia

Este próximo lunes da comienzo el primer Grand Slam de 2019

Se disputa en Melbourne Park, aunque no siempre ha sido así

Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Melbourne Park
Rafa Nadal, durante un entrenamiento en Melbourne Park | AUSOPEN.

El Open de Australia arranca el próximo lunes en Melbourne y ya está todo listo para que se baje el telón a la temporada de Grand Slams. Un total de 16 españoles participarán en la fase final de los torneos masculino y femenino y buscarán sumar el segundo título en la historia del tenis español en Melbourne Park.

Antes del inicio de la competición, te contamos algunas anécdotas, curiosidades y cifras del mismo que, quizás, no conozcas.

1. DE LA HIERBA AL ‘PLEXICUSHION’

Originariamente, el Open de Australia se disputaba sobre hierba y no fue hasta 1987 cuando los organizadores decidieron cambiar de superficie y pasar a las pistas duras hasta la utilización del ‘plexicushion’ en nuestros días. El extenista sueco, Mats Wilander, tiene el privilegio de ser el único tenista que ha ganado este torneo en dos superficies distintas.

Además, hasta 1972 cada edición del torneo se disputaba en una ciudad diferente. Siendo Melbourne la más común también se disputó en Perth, Brisbane, Sídney y también en dos ciudades de Nueva Zelanda (Hastings y Christchurch). A partir de ese año, el máximo organismo del tenis en Australia decidió darle una sede única.

2. ¿CUÁNTO SE LLEVAN LOS CAMPEONES?

La organización del torneo se ha rascado el bolsillo para presentar el ‘prize pool’ de esta edición. Se destinará, en premios, más de 38 millones de euros. Esto supone un aumento del 14% respecto al 2018. Este aumento, por tanto, mejora la recompensa para los campeones de los diferentes cuadros.

Tanto en la categoría masculina como en la femenina, el vencedor se embolsará más de dos millones y medio de euros. En el lado contrario, los tenistas que caigan eliminados a las primeras de cambio recibirán alrededor de 31.000 euros.

3. INSTALACIONES EN CONTINUA RENOVACIÓN

Es, sin duda, el Grand Slam que más está invirtiendo en remodelar todas sus instalaciones. Melbourne Park cuenta con techo retráctil debió a las altas temperaturas que se alcanzan durante la competición en sus tres pistas principales: Rod Laver Arena (15.000 asientos), Margaret Court Arena (7.500) y Melbourne Arena (9.646).

Cuenta con un total de 43 pistas dentro de las instalaciones de las cuales 38 son de ‘plexicushion’ y, aunque parezca extraño, ocho son de tierra batida. En una tercera fase de mejoras que arrancará tras esta edición, se construirá una nueva pista con capacidad para 5.000 personas, además de otras facilidades para los tenistas, aficionados y periodistas que cubran el evento.

4. UNA NUEVA REGLA EN MELBOURNE

Este primer Major de la temporada ha decidido renovarse y evitar los quintos e interminables sets. La organización presentó la renovación a finales del pasado año y anunció que, ahora, se introduce un super ‘tiebreak’ si se llega al 6-6 en la quinta manga en el caso de los hombres y en la tercera en el caso de las mujeres.

De esta forma, deja solo a Roland Garros como único ‘grande’ que todavía se mantiene sin desempate en este definitivo set.

5. LA MAGIA DE LOS ‘BALL KIDS’

Existe un proceso de selección para los niños y niñas que desean formar parte del grueso de recogepelotas del primer ‘grande’ del año. En esta edición, de más de 2.500 solicitantes se eligieron un total de 360. Entre ellos, hay más de un 10% que proceden de otros países como Corea, China, India y Francia. La edad mínima es de 12 años y la máxima de 15.

Además, también habrá más de 400 colegiados contando los árbitros, jueces de silla, jueces de línea y revisores oficiales.

6. EL PEOR ‘GRANDE’ PARA LOS ESPAÑOLES

Solo Rafa Nadal posee el honor de haber conquistado el título en las antípodas australianas. Y, de eso, ya hace diez años. Además, el manacorí ha logrado alcanzar otras tres finales (2012, 2014 y 201X). Juan Gisbert llegó a una (1968), igual que Andrés Gimeno (1969) y Carlos Moyà (1997), precisamente, el que ahora es el entrenador principal del actual número dos del mundo.

Por lo que respecta a mujeres, el balance español es de cero títulos y tres finales. Dos de ellas las cedió Arantxa Sánchez Vicario (1994, 1995) y la otra Conchita Martínez (1998).

7. UNA NUEVA REGLA EN MELBOURNE

Este primer Major de la temporada ha decidido renovarse y evitar los quintos e interminables sets. La organización presentó la renovación a finales del pasado año y anunció que, ahora, se introduce un super ‘tiebreak’ si se llega al 6-6 en la quinta manga en el caso de los hombres y en la tercera en el caso de las mujeres.

De esta forma, deja solo a Roland Garros como único ‘grande’ que todavía se mantiene sin desempate en este definitivo set.

8. CAMPEÓN A CUALQUIER EDAD

Para ser el vencedor final no hay una edad definitiva y lo han demostrado el paso de las ediciones. La mujer más joven en levantar el trofeo fue la suiza Martina Hingis cuando tenía 16 años y cuatro meses. En la categoría masculina, este particular récord lo ostenta todavía Ken Rosewall que hizo lo propio en 1953 cuando tenía 18 años y dos meses.

Da la casualidad que es el propio Rosewall el que también tiene el récord de haber conseguido ganar el torneo con más edad. Lo hizo en 1972 a sus 37 años y dos meses. 

9. UN TORNEO GAFADO PARA LOS ‘AUSSIES’

Es el ‘grande’ que peor lleva eso de que no lo gane uno del propio país superando los registros de Roland Garros, Wimbledon y el US Open. El Open de Australia lleva sin ver ganar a un australiano desde 1978. Más de cuatro décadas sin coronar a uno de los suyos. Fue Christine O’Neill en el cuadro femenino. Para encontrar a un ganador del cuadro masculino nos tenemos que remontar a 1976, cuando Mark Edmonson levantó el título.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil