Kilde vence y Odermatt es líder; Suter gana descenso y Vlhova sigue en cabeza

El Supergigante masculino se disputó en la estación italiana de Val Gardena

El primer descenso femenino ha tenido lugar por su parte en Val d'Isere (Francia)

Kilde durante su descenso en Val Gardena
Kilde durante su descenso en Val Gardena | EFE

El suizo Marco Odermatt tomó el liderato de la Copa del Mundo de esquí alpino al acabar noveno este viernes el supergigante de Val Gardena (Italia), que ganó el noruego Aleksander Aamodt Kilde; mientras que la eslovaca Petra Vlhova mantuvo el primer puesto de la general femenina a pesar de acabar vigésima sexta el primer descenso de la temporada, disputado en Val d'Isere (Francia) y que se resolvió con victoria de la suiza Corinne Suter.

EFE

Suter, de 26 años, que la pasada temporada ganó los Globos de Cristal de descenso y supergigante, mantuvo su dominio en las pruebas de velocidad y se anotó el primer descenso del curso este viernes en la pista 'Orellier-Killy' de Val d'Isere; en una jornada en la que Kilde, de 28, que la temporada pasada ganó la general de la Copa del Mundo después de apuntarse un solo triunfo, mantuvo el dominio de su país en la Saslong de Gröden, donde Noruega ha ganado siete de los últimos súpergigantes disputados.

La suiza firmó su tercera victoria al cubrir los 3.307 metros de la pista 'OK' -con salida a 2.580 metros de altitud y un desnivel de 770- en un minuto, 44 segundos y 62 centésimas, once menos que la italiana Sofia Goggia, actual campeona olímpica de la disciplina; que, a pesar de un error en un salto, fue segunda en un descenso en el que la estadounidense Breezy Johnson, que se quedó a dos décimas exactas. subió por primera vez a un podio de Copa del Mundo. En una prueba marcada por la grave caída de la austriaca Nicole Schmidhofer, ganadora de la Bola de Cristal de descenso la temporada 2018-19 y oro mundial de 'súper' en 2017.

Schmidhofer, de 31, se salió en la parte baja del recorrido y traspasó, cuando esquiaba a más de 100 kilómetros por hora, las redes de seguridad, que sesgaron sus esquís. Inicialmente evacuada de pista en camilla, la austriaca fue trasladada en helicóptero a un hospital. Según las primeras informaciones servidas por su equipo, Nicole, que estaba consciente en el momento del traslado, se quejaba de dolores en una rodilla; y, salvo magulladuras y algún corte en la cara, no parecía sufrir lesiones de mayor gravedad.

La eslovena Ilka Stuhec, ganadora de la Copa del Mundo de descenso hace cuatro temporadas, acabó en cuarta posición, a 65 centésimas de Suter; y la austriaca Nina Ortlieb, hija del gran Patrick Ortlieb -que se proclamó campeón mundial de descenso en España, en Sierra Nevada'96, cuatro años después de ganar oro olímpico en Albertville (Francia)- fue quinta, a casi un segundo; en un descenso en el que también sufrieron caídas, sin mayores consecuencias, la suiza Joanna Hählen y la italiana Federica Brignone, ganadora de la general de la Copa del Mundo. Ambas perdieron el equilibrio en la misma zona que Schmidhofer, pero, a diferencia de ésta, a ellas sí las frenaron las redes de protección.

La eslovaca Vlhova, que, después de subir al podio en las primeras cinco pruebas de la temporada, se salió de recorrido el pasado lunes en la primera manga del gigante de Courchevel (Francia), que ganó la estadounidense Mikaela Shiffrin, fue vigésima sexta -a 2:36- sigue el frente de la general, con 425 puntos, 150 más que la anterior. Que no compitió este viernes.

Mientras, Kilde, último ganador de la Copa del Mundo, firmó su primera victoria de la temporada al anotarse este viernes el súpergigante de Val Gardena, donde el noruego, de 28 años, logró su quinto triunfo en la competición de la regularidad al cubrir los 3.245 metros de la pista surtirolesa -con salida a 2.191 metros de altitud y un desnivel de 781- en un minuto, 26 segundos y 29 centésimas, doce menos que el suizo Mauro Caviezel, ganador hace una semana del 'súper' de Val d'Isere (Francia) y que reforzó su liderato en la Copa del Mundo de la disciplina.

En tercera posición acabó otro noruego, Kjetil Jansrud, que se quedó a 21 centésimas de su triunfal compatriota; en una prueba en la que el actual campeón olímpico de la disciplina, el austriaco Matthias Mayer, fue cuarto, a 34 centésimas de Kilde; y el alemán Andreas Sander, quinto, a seis décimas. El esloveno Martin Cater, que el domingo ganó de forma sorprendente -con el dorsal 41- el descenso de Val d'Isere, fue trigésimo este viernes, a casi dos segundos.

El suizo Marco Odermatt, ganador del gigante de Santa Caterina (Italia), aprovechó la ausencia del francés Alexis Pinturault y con su noveno puesto en Val Gardena -a 98 centésimas de Kilde- tomó el liderato de la Copa del Mundo.

Odermatt, de 23 años, que 'barrió', en casa, hace dos, en los Mundiales júnior de Davos -en los que se convirtió en el primero de la historia en capturar cinco oros: descenso, supergigante, combinada, gigante y por equipos-, encabeza la relación principal con 290 puntos, catorce más que el galo. Kilde es tercero, con 235.

Este sábado las mujeres disputarán, de nuevo en Val d'Isere, otro descenso; disciplina en la que los hombres se enfrentarán otra vez en Val Gardena.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil