Consejos para guardar el material de esquí

Finalizada la temporada de forma abrupta

Consejos para guardar el material e esquí
| sport

Solo queda el último ritual de los amantes de los deportes de invierno: guardar el material. Pero no de cualquier manera. De cuidar de los esquís, botas, bastones e incluso la ropa dependerá que los encontremos en perfectas condiciones cuando estrenemos una nueva temporada. Lo primero es eliminar todo rastro de humedad de los esquís para evitar que las partes metálicas, como los cantos, se oxiden. Después intentar dejarlos con las suelas enceradas para una mejor conservación y al guardarlos colocar una separación entre los esquís, como una cinta de velcro o incluso un cartón para evitar que los cantos se toquen entre sí. Así y todo  no hay mejor manera de guardarlos que listos para la próxima temporada, es decir, los esquís con los cantos hechos y las suelas enceradas. ¿Y aflojar las fijaciones? No hace falta y se corre el riesgo de no apretarlas cuando se vuelvan a utilizar.

Sergi Mejias

Las botas también necesitan su cuidado. Lo primero es comprobar que los botines estén bien secos. Si se prefiere, antes de guardar, se pueden tratar con líquido para eliminar los malos olores y después dejarlos secar. Limpiar de posible barro la suela y dejar la bota bien cerrada, sin la lengüeta mal colocada, será suficiente para su buena conservación. Para guardar tanto las botas como los esquís siempre es recomendable encontrar un sitio sin humedad y resguardado del sol. De hecho hay tiendas que ofrecen el servicio de custodia del material de una temporada a otra.

También se debe cuidar de la ropa si se quiere disfrutar de ella durante temporadas. Y una forma es lavándola según las indicaciones del fabricante para guardarla límpia y sin sorpresas. Otros detalles que ayudan es sacar la máscara del casco para evitar que la goma se dé de sí. Y guardarla con una funda para que no se raye. Todo cuenta para preservar el material.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil