El traspaso de Harden sacude al mundo NBA

El fichaje de "la Barba" por parte de los Nets causa sorpresa y frustración en toda la liga

Los aficionados de Houston, decepcionados con el escolta por romper su promesa de quedarse

James Harden
James Harden | afp

El traspaso acordado este miércoles del escolta estrella James Harden, de los Houston Rockets a los Brooklyn Nets, con la participación de Indiana Pacers y Cleveland Cavaliers, 'incendió' de inmediato las redes sociales con comentarios llenos de sorpresa y frustración.

EFE / Houston

El escolta Bradley Beal, de los Washington Wizards, que ahora tiene de compañero al base Russell Westbrook, quien la pasada temporada jugó con Harden y también pidió dejar a los Rockets, tuiteó un "WOW".

Donovan Mitchell, escolta de los Utah Jazz, utilizó la misma palabra, pero añadiéndole una "a" para escribir en su Twitter "Whoa", con un emoji de risa.

Mientras tanto, Jared Dudley, alero de Los Angeles Lakers, fue el que utilizó la expresión más vulgar para mostrar su "frustración" por la llegada de Harden a los Nets y formar un nuevo trío explosivo junto al alero Kevin Durant y el base Kyrie Irving, actualmente de baja por "asuntos personales".

El escolta titular de los Trail Blazers, C.J. McCollum, tuiteó: "Justo antes de mi siesta, eh. El deporte más entretenido del sector". Su compañero de equipo, el base Damian Lillard, Portland, también intervino: "Eso es mucha cantidad de fuego en Brooklyn".

Las reacciones fueron principalmente de sorpresa ya que los Nets cedieron tres selecciones de primera ronda, junto con los jugadores jóvenes de calidad Jarrett Allen y Caris LeVert, y el veterano Taurean Prince.

También se dieron las de los programas deportivos más importantes del país que estuvieron de acuerdo en transmitir las dudas sobre cómo el entrenador novato, el canadiense Steve Nash, de los Nets, cuya mano derecha es el veterano Mike D'Antoni (dirigió a Harden durante las últimas cuatro temporadas), decidirá el reparto de controlar el balón en el campo.

Afición

La admiración que los seguidores de los Houston Rockets le profesaban al escolta desapareció por completo este miércoles tras cerrarse su traspaso.

Aunque ya estaban preparados para el desenlace de la salida de Harden de los Rockets, esperaban que al menos pudiese completar la presente temporada y demostrar en el campo que el equipo podía ser ganador y que estaba comprometido con ayudarlos a conseguir con su salida la mejor compensación.

Sin embargo, la postura inflexible de Harden de querer salir de la organización de los Rockets fuera como fuera lo han convertido en un profesional "falto de ética" y un gran "mentiroso".

A través de las redes sociales han comenzado a ser tendencia algunos tuits que intercambió, no hace mucho tiempo, con los aficionados y en los que una y otra vez prometía que no se iría de los Rockets.

Concretamente, un aficionado de los Rockets ha hecho pública una vieja interacción que mantuvo con Harden, de 31 años, al que le pidió que no se fuese "nunca" del equipo, y en la que el líder encestador de la liga le envió un tuit con la expresión "Prometo que no lo haré. # Rocket4Life".

Los aficionados también critican con dureza al exgerente general Daryl Morey, al que acusan igualmente de falta de "ética" y de "agradecimiento", después de haber sido apoyado por el equipo cuando todo el mundo pidió su despido tras los tuits que puso en favor del movimiento democrático de Hong Kong, que abrió la crisis con China, y luego les engañó con su marcha a los Philadelphia 76ers.

Morey también ha sido responsabilizado de haberle permitido a Harden hacer lo que quisiera dentro del equipo con el apoyo del exentrenador Mike D'Antoni, ahora el hombre de confianza del canadiense Steve Nash, que debuta como entrenador de la NBA al frente de los Nets.

A través de las redes sociales, los aficionados recuerdan asimismo que Morey, a petición de Harden, permitió la salida del base Chris Paul a cambio de Russell Westbrook.

De hecho, solamente cuando Paul estuvo con el equipo a partir de la temporada del 2017-18, los Rockets tuvieron la mejor oportunidad de haber llegado a las Finales de la NBA.

Pero una lesión de Paul en las finales de la Conferencia Oeste ante los Warriors de Golden State les costó la eliminación porque Harden fue incapaz de liderar al equipo al triunfo.

Las siguientes dos temporadas los Rockets ya no pasaron de las semifinales y en todas las eliminaciones Harden fue el responsable de no responder como líder.

Morey también, a petición de Harden, sacó del equipo a Dwight Howard porque no quería que nadie le hiciera sombra.

El exdirectivo de los Rockets, un fanático del juego de Harden, antes de dejar al equipo de Houston, les dijo que se retiraba para estar más tiempo con la familia, pero una semana más tarde ya había fichado como presidente de operaciones de los Sixers.

A pesar de todo, los Rockets, el pasado noviembre, le ofrecieron a Harden, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga en el 2018, una extensión de contrato que le hubiese permitido ser el primero en la historia de la NBA en ganar 50 millones de dólares. Pero Harden la rechazó y por el contrario reiteró que quería irse del equipo.

Ahora con su salida y las declaraciones que realizó el martes tras la derrota frente a Los Angeles Lakers (100-117) de que "amo esta ciudad", los seguidores de los Rockets, a través de las redes sociales, lo han definido como un personaje "patético", "cínico" y falto de "ética".

El mismo seguidor que una vez le rogó a Harden que no se fuera de los Rockets, tras dar a conocer la promesa que le hizo el ya exjugador del equipo de Houston, se limitó a escribir en Twitter: "Estoy sin palabras".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil