El motivo por el que el Mundial de Qatar se juega en noviembre

El motivo por el que el Mundial de Qatar se juega en noviembre

Imagen de una de las sedes
Imagen de una de las sedes | sport

El tremendo calor que azota el Golfo Pérsico en los meses de junio y julio obligó al cambio de fechas

Los estadios estarán climatizados para asegurar una temperatura confortable en los recintos durante los encuentros

Están a punto de paralizarse las principales ligas europeas para dar paso al Mundial de Qatar. Pero, ¿por qué se celebra el torneo en estas fechas tan inusuales?

Es la primera vez que la cita mundialista no se celebrará en verano -aunque corresponda a fechas invernales como sucedió en Sudáfrica-. La FIFA tuvo que realizar un ajuste en las fechas y este año se disputará del 20 de noviembre al 18 de diciembre. ¿Por qué se ha hecho esta modificación?Muy sencillo. El motivo es el calor extremo que hace en Qatar durante los meses de verano. En julio y julio las temperaturas en el Golfo Pérsico superan con facilidad los 40 grados, y en ocasiones se acercan a los 50.

Ello suponía un grave riesgo para la salud de los jugadores, aunque también para los aficionados y los trabajadores.

Ya desde 2010, cuando se produjo la adjudicación de la organización del Mundial a Qatar, se plantearon medidas para superar este obstáculo. Los responsables de la candidatura aseguraron que se instalarían en los diferentes estadios sistemas de aire acondicionado para reducir la temperatura a cifras en torno a los 25-27 grados. Aun así, la FIFA creyó que no era suficiente y se optó por el traslado a fechas invernales.

El clima en Qatar es desértico durante todo el año, por lo que noviembre y diciembre siguen siendo meses calurosos. Según las previsiones, la temperatura media oscilará en torno a los 25 grados con máximas muy por encima de los 30 grados.

Esta inusual fecha de celebración del Mundial de Qatar ha levantado una tremenda polvareda en el planeta fútbol, obligado a detener las ligas y los torneos continentales durante prácticamente dos meses en mitad de la temporada.

Aún es una incógnita saber cómo afectará este parón a los equipos, tanto por el esfuerzo de los jugadores convocados como por el forzoso parón de los futbolistas que no estén en el Mundial. Cosas de los petrodólares...