Duelo tranquilo para España

Los Hispanos se miden a Uruguay, un rival teóricamente inferior pero contra el que no pueden relajarse si quieren certificar el pase a cuartos de final

Ribera optará por dar minutos a sus hombres menos utilizados en este partido ante el cuadro uruguayo. Goñi podría debutar en la convocatoria

España celebra la victoria ante Alemania
España celebra la victoria ante Alemania | EFE

Sport.es

España se enfrenta hoy (15.30h.) a Uruguay con un pie y medio en la ronda de cuartos. Una victoria ante el combinado charrúa, combinada con un triunfo de Polonia ante la invicta Hungría, daría a los Hispanos la clasificación matemática sin esperar a la última jornada.

Concentración. Esa es la clave para el duelo ante una selección ‘a priori’ asequible, teniendo en cuenta que el combinado uruguayo cuenta sus partidos por derrotas en esta parte del torneo. Consciente de esta situación, el seleccionador español, Jordi Ribera, no quiere que sus hombres se relajen. “Es un partido en el que hay que salir muy concentrados desde el principio para intentar jugar bien y terminar con buenas sensaciones”, señaló Ribera en declaraciones difundidas por la Federación Española de Balonmano.  Un encuentro ideal para ”dar minutos a todo el equipo”, es decir, también a aquellos que menos han participado en este campeonato.

A seguir mejorando

Será el momento de hombres como Dani Sarmiento, llamado a dar un paso adelante para convertirse en un recambio de garantías para el incombustible Raúl Entrerríos. También será la hora para los los extremos derechos Aleix Gómez y Ferran Solé con poco protagonismo y capacidad ofensiva hasta el momento.

Y es que, aunque España ha progresado rápidamente desde el inicio del campeonato, necesita su mejor versión para afrontar con garantías el exigente tramo final.  También el portero Sergey Hernández o el lateral Iosu Goñi podrían entrar en la convocatoria por primera vez en el campeonato.

Para Uruguay, el duelo ante España es uno más en su sueño de medirse a los “mejores del mundo” con el que arrancaron este torneo. Siempre a la sombra de Brasil, Argentina y Chile, la selección uruguaya dio el pasado año un paso adelante en el Campeonato Sudamericano y Centroamericano tras lograr el billete mundialista al arrebatar la tercera plaza a Chile.

Un éxito que ha llegado de la mano de un grupo de jugadores como los laterales Maxi Cancio y Diego Morandeira, el pivote Gabriel Chaparro o el extremo Christian Rostagno, curtidos en la División de Plata del balonmano español.

"Nos vamos a enfrentar a equipos que serán superiores en todas las facetas del juego, pero esto nos permitirá crecer y ganar experiencia, además de poder cumplir el sueño de jugar con los mejores del mundo", señaló antes del inicio del torneo el capitán Nicolas Fabra.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil