Entrevista a Gerard Farrés: “Nuestros valores son más importantes que una victoria”

EXCLUSIVA SPORT

Entrevista a Gerard Farrés: “Nuestros valores son más importantes que una victoria”

Gerard Farrés concedió una entrevista a SPORT | sport

"Después de hacer este trabajo, el equipo me aseguró que podría volver al Dakar. Entre marzo y abril sabremos en qué competiciones estaremos"

"Tengo un sueño, siempre lo he dicho, que es ganar un Dakar pero no es una obsesión”

Humilde, trabajador y luchador. Gerard Farrés, junto a su copiloto, Diego Ortega, han terminado el Dakar 2022 subiéndose al segundo escalón del podio en la categoría T4 de vehículos ligeros SidebySide de la presente edición del Dakar. Un podio que también logró en motos con el equipo Himoinsa (3º en 2017) y un segundo puesto con el equipo Monster Energy Can-Am (ya en SSV) en 2019.

El piloto catalán llegó a la competición más dura del mundo sin saber, meses antes, si participaría o no y una vez que sí, aterrizó en las dunas 'dakarianas' sin haber probado el coche. Pero, eso no fue impedimento. En la penúltima etapa de la competición, ‘Farreti’ y Ortega se pusieron líderes de la categoría y ya en la última, a pesar de haber podido optar al ‘oro’, renunciaron por acatar órdenes de equipo, entregando la victoria a su compañero y también jefe de filas en el South Racing Can Am Factory, el estadounidense Austin Jones. Conversamos con Gerard después de su podio en el Dakar 2022.

¿Cuál es tu resumen del Dakar 2022? ¿Cómo valoras este Dakar?

“Estoy muy contento de estar aquí y de haber vivido todo lo que es el Dakar. Solo el hecho de poder salir en el podio de salida ya fue algo gratificante y a partir de ahí es aquello que todo te sale bien. Con Diego, mi copiloto, es la primera carrera que hemos hecho juntos y no pudimos entrenar, empezamos poco a poco, cada vez con más ritmo. El quipo hizo un gran trabajo y el coche funcionó muy bien, sin ningún problema. Al final nuestro objetivo era trabajar para nuestro compañero, como un 'gregario' en el ciclismo. Dos de nuestros compañeros volcaron en el inicio, se descolgaron de la clasificación así que ya nos centramos en ayudar a Austin. Y el hecho de que él fuera bien, estuviera siempre delante hizo que nosotros pudiéramos estar también delante y al final te encuentras en la última etapa liderando la carrera. Finalmente, quedamos segundos, detrás de Austin, que era el objetivo así que, mucho mejor de lo que esperaba."

¿Qué tal la aventura con Diego?

"Muy bien, para mi es muy importante los valores de las personas y con Diego ha sido increíble porque compartimos valores de humildad, trabajo, de respeto. En un coche tiene que haber un respeto máximo, una comunicación muy fluida y hablar en plural, no gana el piloto y pierde el copiloto, ganamos los dos o perdemos los dos y esto lo hemos entendido desde el minuto uno. Ha sido clave para poder trabajar bien. Hemos llorado juntos porque Diego ha ganado su primera etapa en el Dakar y lo ha hecho este año, a mi lado."

Partiendo del inicio de la competición y volviendo a lo de que meses antes no sabías si ibas a participar ¿Qué paso? ¿Cómo fue el proceso?

“Es como una película" -se ríe-. "En septiembre, el equipo me dijo directamente que lo veía complicado y les pregunté si podía hacer una llamada al padre de Austin Jones. Así que le llamé y le pregunté qué le parecía si ayudaba a su hijo de ‘mochilero’. Le interesó, me dijo que sí y que hablaría con el equipo. Y así fue.”

Última etapa, 1’41” de ventaja sobre tu compañero de equipo, Austin Jones. Finalmente acaba primero y tu segundo ¿Qué pasó exactamente?

“Era muy fácil, el equipo nos dijo que teníamos que obedecer las órdenes y parar 5 minutos. Eso fue lo que hicimos, paramos a pocos metros de meta, por esos 5 minutos que el equipo nos pidió y después cruzamos la línea de meta. Recuerdo el momento de cruzarla con Diego llorando. Realmente para nosotros era muy importante estar en el podio, dentro nuestro sabíamos que podíamos haber ganado el Dakar pero, para nosotros, era más importante este compromiso con el equipo y esta profesionalidad”.

 De alguna manera, has ganado, sumaste ese título en T4 ¿Cómo fue la llegada al aeropuerto de Barcelona a gritos de ‘campeón’?

“Muy bonita, tengo gente muy bonita a mi lado. Creo que ya viene de las motos porque en la vida nadie nos ha regalado nada. Viene de que hemos crecido muy poquito a poquito, con ayuda de gente. Saben que somos muy trabajadores, humildes. Al final, nosotros amamos este trabajo, es todo pasional. Para nosotros es un orgullo que amigos y aficionados te vengan a recibir de esa manera.”

Homenaje en casa, en Manlleu, este domingo ¿Qué te parece?

“Al final el Dakar es una carrera que la conoce mucha gente, ya no solo incluso gente de motor, cada vez se habla más del Dakar y me encuentro vecinos, de 70-80 años, que me dicen: "Gerard y ¿por qué paraste?" Y todos tienen su película del por qué y es bonito poder conversar con ellos. Sobre todo hablar con los niños, me encanta estar con los niños, hablarles de valores que me ha aportado el Dakar. No tanto de ganar, sino te todos los valores que te da esta competición, por ejemplo, el trabajo en equipo. La solidaridad cuando era en África.”

¿Te ha cambiado el Dakar, a nivel personal, en cuanto a valores?

“Sí, la primera vez que fui, fue en África y ahí cambio mi vida, la percepción de las cosas cambiaron. Por eso cada año necesito volver a África, a Marruecos, a disfrutar de su gente, de su cultura, de sus valores porque te das cuenta, sin querer, que aquí, por cómo es la sociedad, se da mucha importancia, a veces, a un teléfono. Seguramente solo por trabajar pero, a un teléfono, a un coche, a lo material. En África es todo al revés, nadie tiene nada, hablo por ejemplo de Marruecos, donde los niños juegan con bolas de papel, les das cualquier cosa y no se lo quedan para ellos, lo comparten con su familia."

No es tu primer Dakar ni mucho menos, cuentas con muchas horas en el desierto ¿Afrontas el Dakar siempre igual o cada año, para ti, es diferente?

“Depende del año. No esperaba un podio porque iba a trabajar para el equipo, para que ellos hicieron un resultado. Por lo tanto, cada año cambia en función de qué trabajo tengas. El Dakar es imprevisible, a veces vas con todo para ganar, tienes un problema mecánico y ya cambia esta función. Este año ha sido al revés, ir de ‘gregario’ y terminar luchando por la victoria."

Entonces… ¿te volveremos a ver el año que viene en el Dakar?

“Sí, bueno, ahora digo que sí" -se ríe- "porque el equipo después de hacer este trabajo me aseguró que podría volver al Dakar. Llevo 4 años con Can-AM Factory South Racing, con Scott Abraham, les debo muchísimo a ellos y ojalá, tal y como me han dicho, podamos volver y disfrutar de esta gran carrera."

Lo que nos puedes asegurar es que tiene ganas

"Sí, tengo ganas pero, no en motos. Con la moto, después de 11 años en el Dakar y de muchas lesiones y de perder compañeros en esta carrera... había un punto que no disfrutaba, sufría, no tenía miedo pero, si respeto. Es una carrera que no perdona en la moto. En los coches es distinto, hay más seguridad, por supuesto te puedes hacer daño pero, no sufro tanto por hacernos daño y esto también es importante cuando tienes una edad, familia y has hecho sufrir mucho. Así que, en este sentido, me da confianza volver"

Por lo que nos cuentas, si tuvieras que elegir entre motos o coches...

"La moto, primero de todo, es más pasional, eres más tú, es la lucha de un hombre con todo porque, me acuerdo en Sudamérica, la gente nos venía a ver y decían: "Eres como un torero, te juegas la vida" y es verdad, cualquier persona que va con la moto se juega la vida. Y esto es lo que lo hace especial. Tengo un lema que dice: 'La victoria es superarse' y en el Dakar es esto continuamente, te vas a caer, te vas a hacer daño, todo esto te pasa en el Dakar y tienes que superarlo."

"Me acuerdo una anécdota en mi primer Dakar con Marc Coma que le dije: "Marc, vamos a disfrutar" y me dijo: "No, 'Farreti', no. No disfrutarás nunca en este Dakar." Y realmente es así. Y vuelvo porque, cuando has sufrido y consigues terminar la carrera, esa sensación... hay algo que te empuja a volver. Pero, con la moto es muy duro. En los coches es más trabajo de equipo, con un copiloto, las decisiones son más compartidas y hay más seguridad."

Cuando estás justo en el momento de tomar la salida ¿Qué se te pasa por la cabeza? ¿En qué piensas?

“Intentamos engañar mucho la mente y no pensar en lo de fuera, no pensar, por ejemplo, en los últimos días que habían órdenes de equipo aunque podíamos ganar, no pensar en que en España todo el mundo se hacía el debate de lo que nos estaba pasando. No es lo mismo cuando es la especial, es decir, ahí no pensamos, actuamos. En cambio, en enlace, cuando termina y te dicen 500 km de enlace, ahí tu cabeza se relaja y ahí hemos llorado porque te baja la tensión y en aquel momento no hace falta que luches contra estos sentimientos."

Por tanto, son esos momentos en los qué puedes 'desconectar'

"Si, tiene que haber algún momento de sacar, te vienen muchos pensamientos sobre todo del esfuerzo y sacrificio que hemos hecho para estar ahí. Al final quieres pensar de una forma pero, los sentimientos están ahí. Y en este momento, de relajación, no lucho contra los sentimientos. Hablo en un enlace, ‘vivac’, en un momento puntual."

Tienes unos valores increíbles y muy característicos, pasión, fuerza, humildad… ¿Cuáles crees que son los ingredientes para participar en el Dakar?

“Los ingredientes más importantes son lo pasional, que lo hagas porque tengas pasión, lo psicológico, que estés psicológicamente bien preparad@, la superación, saber que vas a luchar contra todo y por último, no olvidarte de disfrutar.”

¿Hasta dónde te gustaría llegar en el Dakar?

“Tengo un sueño, siempre lo he dicho, que es ganar un Dakar pero, no es una obsesión y ahora lo es menos después de esta edición. Es un objetivo de resultado que hace que todo el camino que tengas que hacer para llegar ahí sea humanamente precioso, así que esto de ganar, si lo consigo bien y si no también. Intentamos siempre dar lo mejor de nosotros, no solo compitiendo sino también con nuestros valores que son más importantes que una victoria."

Algún proyecto o proyectos de esta temporada  

“Hago muchas cosas. A nivel personal, tengo una empresa de copilotos, organizo eventos, soy embajador de algunas marcas, todo esto se traduce en trabajar, en conocer personas. A nivel competitivo, esperar al equipo, creo que entre marzo y abril podremos saber qué carreras podemos hacer y, en cualquier cosa, volver a preparar el Dakar con Diego."

Un sueño o una ilusión para este año

“Cuando subo al coche, hago una cosa, lo llevo haciendo en cada etapa y lo llevaré haciendo desde hace cuatro años, y es que pido que todo el mundo tenga mucha suerte, que nadie se haga daño, que los coches y las motos funcionen bien y lo hago siempre en plural. Nunca he pensado solo en mi. Esto también lo hago en el día a día, sobre todo cuando veo la televisión y veo los conflictos que están ocurriendo. Pido igualdad para todo el mundo, y paz."

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil