El pasado barcelonista de Max Aarons

El Norwich City ha rechazado la primera oferta del Barcelona por Max Aarons

Max Aarons es, junto a Sergiño Dest, uno de los candidatos a cubrir la posible baja de Semedo en el Barcelona

Así juega Max Aarons | sport

El Barcelona está a las puertas de fichar un lateral derecho tras la segura marcha de Semedo. Hay varios candidatos, pero los dos mejor colocados son el inglés Max Aarons y Sergiño Dest, el preferido por Koeman. Hasta la llegada del holandés, Aarons era la primera opción y, de hecho, es por el que el club se ha movido más. El primer acercamiento del Barcelona fue hace diez días y el Bayern Munich y también el PSG han mostrado su interés por el lateral derecho.

A continuación el Norwich rechazó el pasado viernes una oferta culé. El equipo inglés está dispuesto a ceder al futbolista una temporada a condición de que el verano que viene el Barcelona confirme su compra por 20 millones de libras fijas y 10 en variables: consideran que si Wan Bissaka, con menos partidos en el sub20, costó 50 millones de libras, el precio es justo. El club inglés, cuyo modelo de negocio pasa por vender jugadores, invita a fraccionar el pago del jugador en dos años. El Barça pidió una cesión sin obligación de compra que no fue aceptada.

Max Aarons luce una camiseta del Barcelona | sport

Max cuenta con varias ventajas. Tiene 20 años, una gran proyección, velocidad, mejor defensor que Dest según varios analistas consultados, es internacional sub21, elegido mejor jugador de la Champioship hace dos temporadas cuando el Norwich subió a la Premier. Si no ha llegado a la absoluta es porque Gareth Southgate cuenta con múltiples opciones (Trent, Walker, Trippier, Wan-Bissaka).

Aunque no quiere ir cedido sin obligación de compra por lo incierto de ese paso profesional, sueña con jugar en el Camp Nou (en la foto tiene siete años y está vestido con la camiseta del Barcelona), viene de un equipo que, aunque descendido, ha favorecido desde la llegada de Stuart Webber a la dirección deportiva jugadores con buen pie y conocedores del juego. Hay más. Con la confirmación del Brexit, posiblemente en enero, los equipos ingleses se van a ver obligados a fichar más jugadores británicos, con lo que su valor se multiplica y Aarons podría ser fácilmente revendido con beneficios si su paso por el Barcelona no acabada de funcionar.

El Norwich está a la espera y el Barcelona se lanzará a buscar el sustituto de Semedo tan pronto como se confirme su venta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil