Inter sufrió hasta el último minuto

El cuadro madrileño superó por 4-2 al Kherson con dos goles en la recta final

Movistar Inter conocerá este sábado su rival en los cuartos de la Final Eight

Cecilio marcó uno de los goles de Inter
Cecilio marcó uno de los goles de Inter | TWITTER

Movistar Inter no ha visto nada claro su triunfo ni su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones hasta el último minuto, cuando el Kherson, tan competitivo todo el duelo como inocente al final, entregó al conjunto madrileño el 3-2 con una pérdida de balón cuando especulaba con juego de cinco y con una prórroga que, en ese momento, parecía ya inevitable (4-2).

FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS LEAGUE

INT

4-2

KHE

MOVISTAR INTER, 4

(1+3): Jesús García (p., 1), Pola, Raya, Borja (1), Pito –cinco inicial–, Cecilio (1), Éric Martel, Fernando, Dani Saldise (1), Boyis y Tripodi.

MFK PRODEXIM KHERSON, 2

(0+2): Tsypun (p.), Zvarych (1), Roninho, Shoturma, Bilotserkivets -cinco inicial-, Da Rosa, Skoriy, Claudio, Sorokin, Volianiuk, Mospan, Amengual y Bessalov.

ÁRBITROS

Ondrej Cerny (República Checa) y Gabor Kovacs (Hungría). Mostraron tarjeta amarilla al local Éric Martel; y a los visitantes Shoturma, Sorokin y Roninho.

GOLES

1-0, Dani Saldise (15:30); 1-1, Zvarych (30:08); 2-1, Borja (32:19); 2-2, Pola, en propia puerta (33:00); 3-2, Cecilio (38:46); 4-2, Jesús García (39:09).

INCIDENCIAS

Octavos de final a partido único de la Champions League masculina de fútbol sala disputado a puerta cerrada en el Pabellón Jorge Garbajosa (Torrejón de Ardoz).

No llegó hasta ahí el duelo, porque el error lo aprovechó Cecilio para marcar a puerta vacía y desatar la apurada victoria del Inter, sentenciada instantes después con el 4-2 del portero Jesús García, una de las figuras indudables del encuentro y del pase a la 'Final a Ocho' de Minsk, que se jugará entre el 28 de abril y el 3 de mayo.

La Liga de Campeones ha multiplicado su complejidad en los últimos tiempos. No tiene nada que ver con la Copa de Europa de antes, en la que los favoritos eran aparentemente invencibles para casi todos, tan superiores y tan resolutivos que nadie discutía su condición, menos aún cuando el encuentro se jugaba en su territorio.

No fue nada fácil para Inter, que por historia, por nivel, por equipo, por futbolistas y por coeficiente pertenece a ese exclusivo grupo de los más favoritos de todos a los títulos, por mucha transformación que haya sufrido para este nuevo curso. No hay matiz en la ambición.

Ni en el esfuerzo. Lo necesitó ante el Kherson. El campeón de Ucrania se presentó en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz sin ningún complejo. Atrevido, potente, desplegado hacia adelante en la presión, redujo las cualidades del conjunto madrileño y siempre fue un incordio, hasta el final, con Roninho, Claudio... En ataque y en defensa. En la presión y en el repliegue. En todo.

Hay varios datos que delatan el equilibrio y los apuros del Inter desde el primer minuto. Por ejemplo, hasta el 1-0, a cuatro minutos del intermedio, el Kherson había tirado lo mismo a portería o fuera... Y el doble entre los tres palos (seis lanzamientos a tres), con los consecuentes aprietos que solventó insuperable Jesús García.

Pito, un crack que podría recalar en el Barça

| TWITTER

Ahí, en la confrontación inicial, de la que salió ganador quizá por su guardameta, empezó la victoria del campeón más campeón de todos de Europa, que continuó a cuatro minutos del intermedio con la ejecución perfecta de una acción de estrategia. Lo fue el centro de Borja desde la esquina, con la zurda, la potencia y la dirección exacta para el cabezazo de Dani Saldise. Un alivio para los locales.

Luego surgió el portero contrario, Tsypun, en el segundo periodo, ágil para contener las pretensiones del 2-0 del Inter, como hizo en un puñado de oportunidades, para sostener el partido en esa fina línea que separa la victoria, el empate o la derrota en un solo gol, en un detalle, en un fallo, en una acción de ingenio...

Pero entonces había una visible diferencia con el tramo anterior. El partido sí era suyo. Lo tenía más bajo su control; mucho más preciso que antes, mucho más suelto con el balón que en todo el primer periodo, mucho más Inter que antes, pero también mucho menos eficaz que antes sobre la portería contraria, donde el ejercicio de resistencia del guardameta ucraniano creció aún en determinación.

Por él sobrevivió el Kherson, por él no sentenció el Inter y por él el partido entró en la agitación posterior, con un final tan apretado o más de lo que se preveía: Zyvarich anotó el 1-1 (m. 30) cuando menos se intuía, Borja restableció la ventaja local con el 2-1 (m. 32) y un gol en propia puerta de Pola (2-2, m. 33) repuso la victoria en el aire hasta un error impropio del Kherson, fatídico en este nivel, más aún cuando enfrente está Movistar Inter.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil