Lluís Cortés: "Estamos a punto de jugar un partido para la historia"

Lluís Cortés: "Estamos a punto de jugar un partido para la historia"

El entrenador del Barça femenino habló en rueda de prensa antes de la final de Champions ante el Chelsea | FCB

Lluís Cortés, Sandra Paños y Vicky Losada comparecieron ante los medios en la previa de la gran final de la Champions de este domingo

Con confianza pero sin confiarse. Con ilusión, ganas y la sensación de llegar mejor preparadas y con más opciones a la final que hace dos años, cuando el todopoderoso Olympique de Lyon no solo era mucho mejor equipo, sino también “infundía demasiado respeto”.

Con este mensaje y caras de concentración y motivación, tanto el técnico azulgrana Lluís Cortés como las capitanas Vicky Losada y Sandra Paños comparecieron ante los medios en la previa de la gran final de este domingo ante el Chelsea.

Las sensaciones son muy buenas. Estamos a punto de jugar un partido para la historia y tenemos ilusión, ambición y confianza”, resumió Cortés. Las sensaciones son muy distintas a Budapest. Ahora sabemos que tendremos opciones”, añadió el técnico.

Para el de Balaguer, la final debe enfocarse como un partido normal. “No es un partido en el que haya que motivar a nadie, pero hay que encontrar el punto óptimo de motivación. El trabajo está hecho. Tenemos nuestros puntos fuertes, sabemos cuáles son y también cuáles son las fortalezas del rival”, argumentó. En ese sentido, destacó la fortaleza del Barça como colectivo: “todo el equipo juega de la misma manera y todas saben a qué queremos jugar”. Enfrente, un Chelsea que “tiene jugadoras de un altísimo nivel como Harder, Kirby, Kerr o Ji”, que “defiende muy bien” y que tiene un especial peligro en las transiciones. “No necesitan ni la posesión ni llevar la iniciativa para hacer daño. Son capaces de llevarse los partidos sin someter a los rivales”, argumentó.

Por último, Cortés valoró lo que supondría conseguir el título para un club como el Barça, en el que se ha trabajado desde hace tiempo con este objetivo: "Supondría un gran premio y un reconocimiento al trabajo de muchas horas y mucha gente por el fútbol femenino y de todos los recursos invertidos", explicó. Aún así, remarcó que el resultado no lo es todo: "Perder no sería un fracaso. Sería parte del camino. Hemos de seguir trabajando todos para seguir creciendo y las jugadoras que están y las que vendrán tengan el reconocimiento que se merecen. Nuestro proyecto y objetivo era ser las mejores de Europa y estamos en el camino adecuado".