Sport.es Menú

Víctor Pérez: "No todo es lo que se ve en las redes sociales"

Víctor juega actualmente en el Juvenil de la Damm pero suma más de 1 millón de seguidores en Instagram

El jugador explicó su paso por el Girona y cómo compagina las redes sociales con el fútbol

Víctor Pérez, con la camiseta de la Damm
Víctor Pérez, con la camiseta de la Damm | Damm

Víctor es un chico de Barcelona que cumplirá 18 años en breve, pero es una persona muy conocida en las redes sociales. En Instagram ya supera el millón se seguidores y en Youtube suma casi 200.000. Además de eso, Víctor es jugador de fútbol y después de pasar por el Sant Andreu, el Girona lo llamó para ir a jugar en uno de los mejores equipos de Cataluña, pero la experiencia no fue como se esperaba. Una grave lesión en el peroné le provocó estar tiempo alejado de los campos, entrar tarde en la dinámica del grupo e incluso tuvo que asistir a un psicólogo deportivo para ayudarlo a recuperar la confianza. Ahora, plenamente recuperado, Víctor busca una nueva oportunidad de nuevo en Barcelona, en la Damm.

Jordi Delgado (@jdelga12)

¿Estás contento por volver a casa?

Sí, la verdad es que sí, estoy muy contento. En el Girona no fue una época buena y el hecho de venir aquí a la Damm, que es un club que me llamó y contó conmigo desde el primer momento hace que esté muy motivado y tenga muchas ganas de poder jugar como siempre he jugado.

¿Lo ves como un paso adelante?

Sí. En el Girona no tuve tantas oportunidades y, de hecho, como opinión personal, veo que hay mucha diferencia de la Damm al Girona, en el tema del trato, sobre todo. Son muy profesionales en los dos, pero no tengo palabras para agradecer como nos cuidan en la Damm. Nos tratan y nos sentimos como profesionales y somos juveniles.

La experiencia de jugar fuera de Barcelona, ¿cómo es?

Duro. Es duro porque no podía compaginar las cosas. Eso no es que me agobiara demasiado porque yo siempre he tenido el fútbol como principal, ha sido mi sueño y lo ha sido todo. Me iba de casa a las dos y media de la tarde y no llegaba hasta las nueve de la noche. Y era ir allí, entrenar, darlo todo y después en el fin de semana quedarme desconvocado por el tema de la lesión.

¿Cuáles son las expectativas para esta temporada?

Tengo mucha ilusión y buenas expectativas, de seguir adelante, de seguir luchando, pase lo que pase. El año pasado en Girona no contaban conmigo, entrenase como entrenase, y este año, entrenes como entrenes, si tienes un mal día, igual te quedas en el banquillo por eso, pero el entrenador, si tú haces un buen entrenamiento, te dará una oportunidad, y eso en el Girona no lo tenía. En ese sentido tengo la suerte de tener un gran entrenador que ha sido futbolista.

¿Cómo es el trato con un técnico como Luís García?

Es una pasada, sobre todo como persona, que es lo principal. Es muy humilde, muy sincero. Puedes hablar de tú a tú con él. Siempre te dará los consejos que él cree que son los mejores para ti como futbolista que ha sido él. He hablado con él por temas personales y siempre me ha dicho que lo primero es lo personal y después lo futbolístico. Yo lo encuentro muy buena persona y muy buen jugador. No lo había visto nunca jugar y el otro día se puso a tirar faltas y aluciné. De hecho, todo el equipo alucinó. Nos quedamos embobados mirándolo tirando faltas porque es una pasada.

Y ahora pasamos a tu vida en las redes... ¿Cómo es la vida de una persona que se dedica a esto?

Es todo el día haciendo fotos durante el tiempo libre que tengo, grabando, buscando ideas, y pensar en la manera de crear contenido adaptado para mis seguidores.

Todo el mundo piensa que es muy ‘guay’ y hay muchos niños que dicen que quieren ser ‘youtuber’ o ‘influencer’, y eso no es bueno porque tiene sus partes buenas y malas. Es complicada gestionar la situación en que piensan que eres el rey del mambo, que puedes estar con quien quieres, que tienes dinero… No es así. Igual a una persona prepotente le gusta que le digan estas cosas, pero yo no soy nada prepotente y cuando me dicen eso me enfado y no me gusta. Yo soy una persona normal y no me siento que por tener seguidores puedo tener lo que quiera. No todo es lo que se ve en las redes, al final somos personas como todos y tenemos los mismos problemas que todos. Ser ‘influencer’ o ‘youtuber’ no es lo mejor del mundo. Hay cosas mejores y más importantes, y no es fácil porque hay gente que no toca de pies en el suelo, y se pierde. Yo puedo dar las gracias a dios que tengo los pies en el suelo y eso me ha ayudado a conservar a la gente que tengo y a tener lo que tengo.

Víctor Pérez en Instargram | V.P.

¿Cómo compaginas el mundo de las redes con el del fútbol? ¿Es compatible?

Sí, nunca he tenido ningún problema. A veces sí que piensas: ‘Igual no tendré tiempo de hacer esto’, pero primero es el fútbol y después lo demás. A veces sí que me ha salido un viaje o miles de oportunidades de salir fuera y lo he tenido que dejar por el fútbol. Para mí el fútbol es prioritario. He estado luchando por el fútbol desde los cuatro años y al final el Instagram algún día se acabará. Lo aprovecho al máximo.

Hablas de adaptar contenido para tus seguidores. No publicas mucho sobre fútbol en Instagram y no tienes vídeos de fútbol. ¿Es porque crees que tu público busca contenido diferente a eso?

No, a ellos les interesa y de hecho a veces me preguntan y se lo explico, pero no me gusta mezclar las dos cosas. Para mí el fútbol es lo más importante y no quiero desconcentrarme y que se me vaya la mente a otra cosa, y que se piensen que estoy más para las redes que para el fútbol, y lo mismo al revés. Lo intento apartar un poco. No cuelgo demasiado en el perfil, pero sí en la historia. En la pretemporada en Piugcerdá, por ejemplo, solo publicaba sobre eso.

Empiezas en Instagram y después de mudas a Youtube. ¿Te consideras ‘instagrammer’ o youtuber?

A mí no me gustan las palabras ‘instagrammer’, ‘influencer’… No me gusta decirlas. Soy una persona normal y me gusta decir que creo contenido para mis seguidores. Considero más que soy de Instagram porque empecé allí y Youtube es una forma de buscar otro público. Al final Instagram se acabará y tengo de buscar otras plataformas para atraer más público.

Hace poco te has propuesto volver a ser activo en Youtube. ¿Por qué?

Primero porque económicamente no me podía permitir tener cámara y todo el material para grabar y ahora por suerte me lo puedo permitir. Tener una cámara en casa te permite grabar antes de ir a entrenar, por ejemplo. Antes no lo podía hacer porque no tenía la cámara.

Publicar contenido en redes, ¿te permite ahora vivir de eso?

Sí pero no es algo a lo que me dedique al 100%. Lo hago porque me gusta, no para buscarme un trabajo. Pero yo creo que sí que podría vivir de eso.

Y… ¿preferirías vivir del fútbol o de las redes?

A mí me gustaría vivir del fútbol, porque siempre ha sido mi prioridad y mi sueño. Pero si el fútbol desgraciadamente no me va bien, tengo las redes sociales. Por eso tampoco lo dejo y porque tengo gente que me ‘quiere’, entre comillas, me sigue y les gusta ver mi contenido. Tengo el fútbol como prioridad, pero también Instagram por si no me va demasiado bien el fútbol.

Víctor Pérez entrenando con la Damm | Damm

¿Alguna vez tu actividad en redes ha significado un problema para el equipo donde jugabas?

No, porque siempre la prioridad ha sido el fútbol. Por ejemplo, muchos viajes los he tenido que anular por el fútbol, pero al revés, de no poder grabar un vídeo por el fútbol, no, porque siempre tengo un espacio libre para grabarlo. Y si no puedo, no pasa nada y lo grabo el día siguiente. Una vez sí que tuve un pequeño problema con el Girona, y es que me hicieron borrar una foto de mi perfil en la que salía de espaldas, desnudo, pero nada más.

¿Cómo se siente siendo un jugador del juvenil y tener más seguidores que la cuenta oficial del club? Por ejemplo, con el Girona, un equipo de Primera División.

No sientes una responsabilidad extra. No me siento más que nadie o más importante por tener más seguidores que alguien, o que la página oficial. Me considero una persona normal que tiene seguidores. Me siento afortunado y estoy orgulloso por haberlo conseguido, pero poco más.

¿Te sientes más responsable de tus acciones en redes, al representar a una entidad como un club de fútbol?

Sí, eso sí. Tengo que tener cuidado con muchas de las cosas que cuelgo. Yo tengo mi carrera futbolística y en otras cosas y tengo cuidado con lo que publico. Por ejemplo, salgo muy poco de fiesta porque me cuido bastante y cuando salgo, puntualmente, no cuelgo nada.

¿Influyen tu cantidad de seguidores a tu práctica deportiva de alguna manera? Como, por ejemplo, Kolderiu, que su sola presencia llevaba mucha afición al campo.

Igual él influía porque lo publicaba, porque su público es de fútbol. Yo no lo cuelgo nunca. Sí que a veces, mis seguidores lo investigan y vienen, pero sin que yo lo haya publicado. Nunca se ha llenado el campo, pero sí que en partidos bonitos hay gente. Igual no siempre vienen por mí y solo da la casualidad que me ven jugando, pero nunca lo he publicado y se ha llenado el campo por mí. Tampoco me gusta. Soy una persona vergonzosa y me siento raro que la gente me grite y me pida fotos. Pero al mismo tiempo es emocionante para mí, y me hace ilusión. Es gratificante, pero no me lo acabo de creer. Aún me hace un poco de vergüenza.

La última. Lo has explicado casi todo sobre ti en redes. ¿Hay alguna cosa que tus seguidores no sepan?

No, comparto mi día a día con ellos y son mi segunda familia. Ven lo que hago y les cuento todo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil