Cádiz, ¿paraíso nudista? Todas las playas de la ciudad podrían serlo

Los nudistas, si prosigue el plan previsto por su alcalde, podrán acudir a todas las playas de Cádiz

El Ayuntamiento ha aprobado una nueva ordenanza que elimina la regulación sobre el uso mínimo de vestimenta

Cádiz, ¿paraíso nudista? Todas las playas de la ciudad podrían serlo
Cádiz, ¿paraíso nudista? Todas las playas de la ciudad podrían serlo | Google

Cádiz podría ser el nuevo paraíso nudista si sigue adelante el plan del Ayuntamiento de la ciudad: el consistorio ha aprobado una ordenanza que dejará de tener en cuenta todas las prohibiciones nudistas que se aprobaron en 2009. En la práctica, implica que desde el pasado viernes, quedaron suspendidas todas las regulaciones sobre el uso mínimo de vestimenta que estaban vigentes en estos momentos.

¿Dónde estará permitido hacer nudismo? En teoría, en todas las playas de la ciudad, algo que contrasta con la limitación actual: los bañistas solo se podían despojar de su ropa en las playas clasificadas como naturales que tuvieran una zona delimitada y habilitada para ello. ¿Cuáles eran? Pequeños espacios en el Ventorrillo del Chato y Torregorda (en Cortadura).

Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española del Naturismo, ha hablado con Nius al respecto y ha dejado bien claro que lo único que ha ocurrido es que esta ordenanza ha vuelto a la legalidad: "el nudismo está recogido como libertad de expresión por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El Ayuntamiento de Cádiz no podía, ni puede, regular libertades individuales con ordenanzas municipales".

Ahora bien, los vecinos no están muy contentos con la situación, y Ester Carnero, presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Cádiz, es una de las portavoces en alzar la voz en contra de esta nueva ordenanza: "estamos en un país libre, pero hay cosas que no apoyo y con las que no puedo estar de acuerdo". En concreto, le preocupa que se pueda hacer nudismo delante de niños.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil