Sport.es Menú

Sergio Rodríguez y Scola condenan al Barça en Milán

El Barça perdió el primer partido en la Euroliga ante el Armani Milán (83-70), después que haber controlado tres cuartos, y evaporarse en el cuarto

Los italianos, liderados por un gran Sergio Rodríguez y Luis Scola, arrollaron al Barça en el cuarto final (31-12) dejando sin opciones a los de Pesic

El Barça sufrió la primera derrota en Milán
El Barça sufrió la primera derrota en Milán | EFE

El Barça perdió los papeles en el último cuarto ante el Armani Milán (83-70) y perdió el primer partido en la Euroliga, en un encuentro que tuvo controlado durante tres cuartos, pero se desvaneció en el último, con un parcial de 31-12.

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

ARMANI MILAN

83-70

FC BARCELONA

ARMANI MILAN, 83

(15+15+22+31): Mack (4), Nedovic (6), Micov (16), Brooks (5), Tarczewski (2) -equipo inicial-, Gudaitis (6), Roll (5), Rodríguez (17), Scola (14), Dellavalle (8) y White (-).

FC BARCELONA, 70

(20+17+21+12): Hanga (8), Higgins (6), Claver (2), Mirotic (13), Davies (15) -equipo inicial-, Oriola (4), Abrines (3), Delaney (9), Tomic (-) y Kuric (10).

ARBITROS:

Belosevic (Serbia), Mogulkoc (Turquía) y Bissang (Francia). Sin eliminados.

INCIDENCIAS:

partido correspondiente a la sexta jornada de la Euroliga disputado en el Mediolanum Forum de Milán (Italia) ante 12.200 espectadores

Un gran Sergio Rodríguez (17 puntos y siete asistencias) unido al acierto del veterano Luis Scola (14) acabó por descarnar al Barça, que encima perdió a su mejor hombre, Brandon Davies (15 puntos) cuando se decidía el partido. Una derrota que se consumó en los 10 minutos finales ante el huracán de los italianos.

El Barça arrancó el partido muy serio, con una gran defensa que maniató a un Armani Milán, desconcertado en ataque y que lo aprovechó el Barça para coger las primeras ventajas (0-7). Messina tuvo que mover el banquillo para que su equipo reaccionase, y aunque le costó, empezó a sacarse de encima la defensa blaugrana.

Davies, protagonista

Roll anotaba el primer triple para el Milán (7-13), aunque el protagonismo era para Brandon Davies, prácticamente imparable en la zona, y que hacía estragos ante la defensa italiana. Varias acciones consecutivas del pívot llevaron al Barça a controlar el marcador (9-17).

Aunque Pesic decidió dar descanso a Davies, con 11 puntos en su casillero, y el equipo se resintió. Sin Mirotic acertado –falló sus primeros lanzamientos-, el ataque azulgrana se atascó, con un Mikov inspirado que acercó a los de Messina (15-17).

Un triple ‘in extremis’ de Abrines al descanso del cuarto, permitió al Barça dominar (15-20), aunque con un marcador más corto de lo que había sido el dominio blaugrana.

Control azulgrana

A pesar de que Delaney notaba la inactividad- regresaba al equipo- y con Mirotic en el banquillo en el segundo cuarto, los azulgrana lograban su máxima renta (17-26) en un partido relativamente controlado.

Pero los italianos apretaron en defensa y con el liderazgo de Sergio Rodríguez, empezaron a poner en problemas el ataque del Barça. Nedovic anotaba un triple y Mack reducía la diferencia a cuatro (22-26).

El Armani había empezado a marcar el ritmo del partido, y fruto de dos triples consecutivos de Nedovic y también Sergio Rodríguez, empataban el partido a 28, cosa que obligaba a Pesic a parar el partido. Un parcial de 11-2 igualaba la contienda, a 3:19 para el descanso.

Al descanso, por delante

Pero el Barça no perdió la concentración, y gracias a dos acciones finales de Mirotic, con cinco puntos, permitían a los azulgrana coger aire de nuevo y llegar al descanso por delante (30-37), con un nuevo parcial favorable a los de Pesic (15-17).

En la reanudación, el Milán salió más decidido, y con el acierto en el triple, puso en problemas al Barça que no anotaba con facilidad. Primero fue Micov el que abrió el triple, al que siguieron otro de Sergio Rodríguez  y dos más de Luis Scola, que permitieron al Milán dar la vuelta al partido por primera vez (46-44).

La reacción del Barça fue inmediata. Higgins lograba un 3+1 y en la siguiente acción, Delaney remataba con un triple, para un parcial de 0-7 que enfriaba de nuevo el Mediolanum de Milán (46-51). El Barça estaba preparado para los arreones de los locales.

Scola lidera la reacción

Con Mirotic y Davies en el banquillo, el Barça supo capear la intensidad de los locales, y con un gran final de cuarto de Kuric, con cinco puntos consecutivos, permitía al Barça seguir mandando en el electrónico (52-58) a pesar de que el Milán lograba ganar el cuarto (22-21).

En el cuarto decisivo, el veterano Luis Scola dio esperanza al Milán. El argentino se multiplicó, anotando, y asistiendo a sus compañeros, para colapsar al Barça con un parcial de 8-0. Un triple de Della Valle ponía por delante al Milán (61-60) a cinco minutos del final y dejaba el partido abierto.

La aparición de Della Valle por el Milán le dio un impulso inesperado. El italiano, con ocho puntos –dos triples- lanzó al Milán, que lograba irse de 5 (66-61) con Davies en el banquillo, lesionado. El tiempo apremiaba, y Mirotic aparecía con un triple (66-64), pero Sergio Rodríguez respondía (69-64).

En el momento decisivo, apareció el canario que reolucionó el partido con dos triples y varias asistencias de lujo, ante el Barça que se derrumbaba sin reacción. Nadie tomó el control, con Davies lesionado, y los últimos dos minutos fueron una fiesta en el Mediolanum, sumando los italianos su quinta victoria consecutiva (5-1) y un Barça, que veía rota su racha impóluta en Europa (5-1).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil