Sport.es Menú

El Madrid aparcó su depresión copera y se clasificó para los play-off

Los blancos, sin Rudy, superaron con comodidad al Bayern Múnich

Cinco jugadores del equipo de Pablo Laso anotaorn en dobles dígitos

El madrid impuso su ley con claridad
El madrid impuso su ley con claridad | EFE

El Real Madrid aparcó su depresión por la derrota en la final de la Copa del Rey, venció al Bayern Múnich y se clasificó matemáticamente para los play-off de la Euroliga a falta de siete jornadas de la fase regular. 

EFE

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

REAL MADRID

91-78

BAYERN MÚNICH

REAL MADRID

(22+20+29+20): Causeur (8), Randolph (13), Campazzo, Tavares (10) y Deck (13) -equipo inicial-, Reyes (2), Ayón (8), Carroll (13), Llull (15) y Taylor (9).

BAYERN MÚNICH

(17+22+13+26): Lucic (10), Lo (7), Dedovic (10), Barthel (14) y Williams (9) -equipo inicial-, Dangubic (7), Hobbs (9), King, Koponen (10), Radosevic (2), Amaize (3) y Ogunsipe.

ÁRBITROS

Luigi Lamonica (ITA), Fernando Rocha (POR) y Amit Balak (ISR). Sergio Llull fue eliminado por cinco personales (m.40).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 10.256 espectadores.

Un triple de Gabriel Deck, a la carrera y a tablero, en el último instante del primer cuarto, 22-17, fue lo más destacable de los diez primeros minutos de juego. El Madrid comenzó bien con dos bandejitas de Fabien Causeur en el primer minuto, ante la pasividad de la defensa alemana.

Pero ahí se paró el Madrid. El poco ritmo, el escaso ambiente y la única amenaza de Petteri Koponen propició que con poco esfuerzo se consiguieran esos cinco puntos de renta.

El inicio del segundo acto fue eléctrico. Jeffery Taylor robó el balón tras el saque del Bayern y seguidamente clavó un triple y poco después una mandarina de Sergio Llull cerró un parcial de 9-0 (31-17) cuando no se había cumplido el primer minuto.

Esta ventaja, esta facilidad y este despegue en el marcador volvieron a causar el efecto no deseado de la falta de tensión, del poco empuje y del dejar hacer al rival.

El Bayern, con Danilo Barthel a la cabeza, comenzó a crecer en su juego y a acercarse en el marcador, mientras el Madrid no salía de esa especie de somnolencia.

Sólo alguna acción de Jaycee Carroll y la defensa de Taylor, primero sobre Koponen y después Sobre Vladimir Lucic podrían destacar de un partido demasiado plano en los primeros veinte minutos. El 42-39 con el que los equipos alcanzaron los vestuarios fue el mejor reflejo de lo abierto que quedó el partido.

Una ligera mejoría en defensa, en el inicio del tercer acto, fue suficiente para restituir ventajas más cómodas en el marcador, 56-45 (m.26) tras un parcial de 10-0 en algo menos de tres minutos.

Las buenas acciones de Causeur y Deck, unido al dominio de Walter Tavares bajo los tableros fueron fundamentales en esa ventaja, mientras que Nihad Dedovic enseñaba algo de su arsenal de recursos en ataque.

Dos triples consecutivos de Llull, nada más volver al partido, y de Anthony Randolph dispararon el marcador, 62-47 (m.27.45). Y un 3+1 del estadounidense con pasaporte esloveno cerró el tercer cuarto con un 71-52 y un parcial de 29-13, fiel reflejo de la superioridad madridista en este periodo.

Con 19 puntos de ventaja, diez minutos por delante y el pasaporte para los play-off prácticamente sellado, el Madrid bajó el tono y también el Bayern, aunque a base de triples, 4 en los primeros 4 minutos, se acercó en el marcador, 78-68 (m.34).

Un tiempo muerto de Laso para recordar a sus jugadores que todavía quedaba partido por delante fue suficiente para alcanzar la victoria sin demasiados sobresaltos, 91-78. El Bayern no fue ningún dolor de cabeza y el Madrid ya está clasificado entre los ocho primeros de la Euroliga a falta de siete jornadas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil