Bale hace volar a los dragones ante Turquía

Gareth firmó dos asistencias para enmarcar en el triunfo de Gales que le acerca a octavos

Los galeses se colocan primeros de forma provisional a la espera del Italia-Suiza

Bale asistió y Ramsey marcó
Bale asistió y Ramsey marcó | AFP

Arnau Montserrat

Galés, golf... y Galés de nuevo. Bale ha vuelto. La versión del galés ante Turquía rozó la perfección. Tiró del carro. No marcó pero no falta le hizo para ser, de largo, el mejor del partido. Quizás una de sus mejores actuaciones de los últimos años. Y eso que falló un penalti. Regaló dos goles con dos acciones al alcance de pocos. Bale pone a Gales con pie y medio en octavos de final.

FICHA TÉCNICA

Eurocopa

TUR

0-2

GAL

Turquía

Çakir; Çelik, Ayhan, Söyüncü, Meras (Müldür 73'); Yokuslu (Demiral 46'); Ünder, Tufan (Yazici 46'), Çalhanoglu, Karaman (Dervisoglu 75'); Yilmaz.

Gales

Ward; Roberts, Mepham, Rodon, Davies; Allen (Ampadu 73'); James, Morrell, Ramsey (Wilson 85'), Bale; Moore.

Goles

0-1 M.42 Ramsey; 0-2 M.90+5 Bale.

Árbitro

Soares Dias (Portugal). T.A.: Yilmaz (90'), Çalhanoglu (90') / Mepham (90'), Davies (90').

Incidencias

Estadio Olímpico de Bakú

Bakú vivió una primer tiempo intenso, eléctrico, de los que te hace sudar desde el sofá. Ramsey y Bale tomaron los galones que no pudieron ante Suiza y se echaron el equipo a la espalda. Idas y venidas pero las mejores ocasiones las monopolizaban los galeses. Aaron, tras una gran jugada individual de Gareth, desperdició una primera acción dentro del área. El pie de Çakir evitó el primero.

Replicó Yilmaz a los pocos instantes pero el delantero del Lille estuvo demasiado solo en la producción ofensiva. Turquía estaba demasiado blanda en el juego aéreo y tanto Moore como Bale ganaban sendos cabezazos en el corazón del área. Los dragones reclamaron un penalti por manos pero los precedentes en esta Eurocopa dejan claro que tiene que ser algo escandaloso para ser pitado.

Ramsey tuvo un segundo intento que mandó por encima del travesaño solo ante la portería. Pensaba que estaba en fuera de juego y disparo por disparar. Terminó de rodillas lamentándose tras ver que el asistente no levantaba el banderín. A la tercera fue la vencida. Una 'delicatessen' en forma de pase de Bale no lo desperdició el jugador de la 'Juve' que esta vez sí vio portería. Llegando al descanso. Golpe moral.

Los turcos salieron con otra cara del asueto y apretaron a los dragones. Yilmaz falló lo infallable con un remate desde la pequeña que desesperó a los aficionados de la grada en Bakú. Pero cuando peor lo estaba pasando Gales apareció Bale. Para lo bueno y para lo malo. Provocó un penalti que mandó al limbo. Inmediatamente después le robó la cartera al portero de Turquía pero el rebote no entró por milímetros. No se lo podía creer el jugador del Madrid.

Turquía se vio con vida de nuevo y siguió apretando en busca de un empate que nunca llegó. Quizás lo merecieron pero Ward lo evitó por activa y por pasiva. La tangana final entre Yilmaz y Davies terminó con las opciones turcas de ganar. Eso y una nueva acción para enmarcar de Bale que le cedió el gol en bandeja a Roberts. Bale ha vuelto.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil