Sport.es Menú

El escollo en la salida de Rubi es la prima por Europa

El técnico no ha discutido que debe asumir la cláusula de rescisión

La penalización no llega a los 500.000 euros, un porcentaje de la ficha que tenía

Rubi pagará la cláusula de rescisión
Rubi pagará la cláusula de rescisión | RCDE/ Carlos Mira

Rubi ya se ha despedido de jugadores y empleados, pero oficialmente sigue siendo el entrenador del Espanyol porque no ha depositado la cláusula de rescisión que le permite desvincularse contractualmente del club blanquiazul.

La salida de Rubi del Espanyol  aún no es oficial, pero debe ser cuestión de horas o de días que el técnico catalán se desvincule definitivamente del club blanquiazul. Rubi ha asumido desde el primer instante que debe pagar la cláusula de rescisión (nunca se ha negado ni ha intentado rebajar la cantidad), pero el escollo en la negociación ha surgido con el premio que tenía estipulado en su contrato por estar en Europa. Aquí han habido dos lecturas que han retrasando el adiós final.

La marcha de preparador no ha gustado en la entidad, no se esperaba una situación como la que se ha producido. No digamos ya la reacción de los aficionados, muy críticos con Rubi. El técnico es consciente, pero decidió dar ese paso tras no sentirse valorado. La oferta bética, además, es a nivel económico irrenunciable.

despedida telefónica

La marcha de Rubi ha sorprendido especialmente a los jugadores, que no lo esperaban tras alcanzar la séptima plaza que abre la puerta a disputar la fase previa de la Europa League. El entrenador ha contactado con todos los miembros de la plantilla para, vía telefónica, informarles de la decisión.

Rubi también se despidió por teléfono de los empleados del club con los que durante la temporada ha tenido una relación diaria.

El escollo

La cláusula de rescisión no ha sido en ningún momento un problema en la salida del entrenador. Rubi tenía claro desde el primer instante que debía asumirla y no ha buscado una rebaja de la cantidad. Hasta el 30 de junio es, repetimos, un porcentaje de la ficha de su año de contrato. La cifra que debe pagar no llega a los 500.000 euros.

El escollo ha estado en el premio que el preparador tenía estipulado en caso de clasificarse para Europa. El Espanyol entiende que no debe pagar porque la fase previa aún no garantiza la participación en la Europa League, mientras que los asesores del preparador defienden lo contrario. Pagar o no pagar ha sido la diferencia que ha existido en estos últimos días. Rubi se va, no es oficial, pero no debe alargarse mucha la situación...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil