Día de luces y sombras en el Eibar

Felicidad por la permanencia matemática, pero nervios por las dudas de Mendilibar sobre su continuidad

"Yo no sé si el club quiere que siga, y yo no sé si quiero seguir", dijo el técnico tras ganar al Espanyol

El Eibar se salvó, pero Mendilibar duda sobre su continuidad
El Eibar se salvó, pero Mendilibar duda sobre su continuidad | EFE

Día de luces y sombras en Ipurua. Por un lado, la victoria del Eibar en el RCDE Stadium combinada con la derrota del Mallorca en Sevilla confirmaban la permanencia matemática del modesto club guipuzcoano. Pero por otro, las dudas expresadas por José Luis Mendilibar sobre su continuidad en el banquillo sembraron la incertidumbre en el entorno del equipo. Y es que el técnico de Zaldibar es un pilar fundamental en Ipurua.

César Ger

Llegado al equipo en el verano de 2015, Mendilibar ha logrado cinco permanencias en Ipurua, muchas de ellas con holgura, y ahora su posible salida sería un terremoto en el Bajo Deba. “No sé si el club querrá que yo siga, y yo no sé si quiero seguir en el club. Será cuestión de hablar. Con todo lo que ha pasado, la pandemia, jugar hasta julio... Yo he acabado muy cansado”, dijo en la sala de prensa de Cornellà-El Prat tras vencer a los pericos.  

La masa social azulgrana espera que este agotamiento del bueno de ‘Mendi’ se solucione con unos días de reposo y unas negociaciones tranquilas y llevadas con sentido común. Y es que esa es la clave del éxito en Ipurua. Un club modesto, que llegó a Primera  y que tuvo la suerte de salvarse gracias al descenso administrativo del Elche tras esa dubitativa primera campaña entre los grandes.

Sirvió de lección. Desde entonces, proyectos inteligentes y sin estirar más el brazo que la manga han conseguido que el Eibar se mantenga entre los poderosos. Ahora, tanto el técnico como el director deportivo, Fran Garagarza, finalizan su contrato pero la entidad espera que se pueda solventar su continuidad. 

Y es que hitos como la novena plaza en 2018 hacen del Eibar un ejemplo a imitar por muchos modestos. Por Ipurua han pasado, y se han revalorizado, jugadores como Orellana, Enrich, Lejeune o Pedro León. Y con una sabia gestión. Último ejemplo, el ascenso del Cádiz le reportará al club vasco 1,4 millones de euros por la cláusula de compra de Nano Mesa, obligatoria en caso de ascenso del conjunto amarillo a Primera, tal y como ha sucedido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil