Sport.es Menú

¡Dos meses de sanción a Gabriel Jesus!

La Conmebol ha castigado con dureza su comportamiento tras ser expulsado en la final de la Copa América

Gabriel Jesus vio la roja a 20 minutos del final y golpeó la cabina del VAR tras abandonar el estadio Mineirao

A Gabriel Jesús le ha costado cara su reacción tras ver la roja en la final
A Gabriel Jesús le ha costado cara su reacción tras ver la roja en la final | EFE

La Conmebol sigue decidida a castigar con dureza cualquier tipo de comportamiento que considera censurable y ahora la víctima es Gabriel Jesus apenas unas semanas después de la sanción a Leo Messi también por hechos acaecidos en la pasada Copa América.

Más amigo de censurar estas actitudes que entradas muy duras que se pudieron ver en el torneo sudamericanoel organismo ha impuesto una sanción de dos meses sin jugar con Brasil a Gabriel Jesus.

El jugador del Manchester City fue expulsado a los 70 minutos de la final en la que la 'verdeamarelha' se impuso por 2-1 a Perú el pasado 7 de julio en el estadio Mineirao de Belo Horizonte y respondió poniéndose como un basilisco.

Preso de la ira, Gabriel Jesus abandonó el terreno de juego con muy malas pulgas y propinó un fuerte golpe a la cabina del VAR que dio la vuelta al mundo.

Pues bien, ni corta ni perezosa la Conmebol ha anunciado este jueves la suspensión del atacante brasileño "para disputar partidos oficiales y amistosos con su selección nacional en ese período de tiempo".

Además, en su afán recaudatorio, ha impuesto a la estrella 'citizen' una multa de 30.000 dólares que a buen seguro le hará tomarse la próxima expulsión con un poco de bicarbonato antes de reaccionar así.

Tampoco gustaron en el seno del organismo las declaraciones de Leo Messi, quien afirmó que la Copa América estaba diseñada a medida para los de Tite.

El caso es que el azulgrana no podrá jugar con Argentina durante los próximos tres meses por sus comentarios críticos hacia la Conmebol tras el duelo en el que la albiceleste derrotó a Chile en la lucha por la tercera plaza.

Messi acusó a la Conmebol de corrupción y ese tipo de cosas provocan una especial inquina en los dirigentes. Vamos, que mejor es pegar dos patadas y lesionar a un rival que abrir la boca o dar un golpe a una cabina. Cosas del deporte rey.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil