Sport.es Menú

Willian evita la reacción del Lille

Tras el duro golpe en Amsterdam, el Lille quería un retorno de la Champions en casa feliz, pero el Chelsea lo amargó

El Lille tuvo los mejores minutos justo después del primer gol del Chelsea, cuando consiguió empatar

El Chelsea sufre para ganar al Lille | MEDIAPRO

El Lille supo jugar de manera eficiente solo yendo por debajo en el marcador, pero también únicamente con gasolina. Los minutos finales les sobraron a los franceses que vieron como el gol de William en el tramo final del partido les catapultaban a la última posición de la tabla con 0 puntos, cuando veían factible la remontada ante un Chelsea muy táctico.

Jordi Delgado

FICHA TÉCNICA

Champions League

LIL

1-2

CHE

LIlle

Maignan; Çelik, José Fonte, Gabriel, Reinildo; B. André (Renato Sanches, 67'), Soumaré, Luiz Araujo (Xeka, 74'), Ikoné (Yazici, 61'), Bamba; Osimhen.

Chelsea

Kepa; Axpilicueta, Zouma, Tomori; James (Hudson-Odoi, 66'), Kanté, Jorginho, Marcos Alonso, Willian (Pedro, 84'), Mount (Kovacic, 86'); Abraham

Goles

0-1 M.22 Abraham. 1-1 M.33 Osimhem. 1-2 M. 77 Willian.

Árbitro

Kulbakov (BUL) T.A.: James / Ikoné

Incidencias

Estadio Pierre-Mauroy (Lille). 48.000 espectadores

Abraham abrió la lata temprano y fue tras ese gol cuando los franceses se encontraron más cómodos, cuando más peligro generaron, sobre todo a balón parado. Lo intentaron Bamba y Luiz Araujo por las bandas generando amplitud para aprovechar la defensa de tres de Lampard, pero la siempre atenta línea del centro del campo inglesa llegaba en todas las ocasiones a las ayudas defensivas.

Así que fue en las reanudaciones donde el Lille encontró oro. Tras una serie seguida de tres saques de esquina, Osimhem aprovechó un enorme hueco para rematar a placer ante una defensa en zona de los ‘blues’ poco efectiva.

Segundos antes del descanso, dos balones seguidos a las maderas podían haber decantado el partido para los ingleses, pero la varita de la suerte no envió el balón hacia la dirección deseada en esta ocasión, lo que hacía respirar aliviado al Lille.

Pero en la segunda parte, fue el Chelsea quine fue a por el partido, y el Lille solo supo aprovechar los contraataques para crear ocasiones, lo que provocó que Lampard cambiara el dibujo y colocara una defensa clásica de 4 en los últimos 20 minutos para dar más estabilidad desde atrás.

Lampard, además, apostó por un tridente de canteranos en ataque para buscar la victoria que rompió Willian con su gol a poco menos de un cuarto de hora para el final.

Tras esta acción, los últimos minutos se caracterizaron por la desesperación del Lille que veía como se le escapaba un punto más que valioso y por las imprecisiones de sus jugadores, debido al cansancio del equipo a lo largo de los minutos, provocando un juego inofensivo de pases en vertical cuando no había huecos o energías para correr.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil