Sport.es Menú

Una hegemonía llamada Bayern

Robben y Ribéry se despidieron del fútbol alemán como mandan los cánones: ganando la Bundesliga

El Dortmund tuvo el título de cara durante toda la temporada pero se desinfló en el esprint final

Séptima Bundesliga seguida para los muniqueses
Séptima Bundesliga seguida para los muniqueses | AFP

De querer echar al técnico a mitad de temporada a ganar la Bundesliga. De querer cargarse a media plantilla a pasarle la mano por la cara al Dortmund. De estar a nueve puntos del líder a conquistar la séptima liga consecutiva. Kovac tenía entre ceja y ceja hacer a los suyos campeones y no paró hasta conseguirlo.

Albert Gracia

Lo hizo con una plantilla envejecida. Robben, Ribéry, Hummels, Boateng... Todos ellos acumulan muchos partidos en sus piernas. Pero también mucha experiencia que en estas situaciones nunca viene mal. El Bayern prácticamente tiró la Bundesliga a mitad de temporada cuando dejó que el Dortmund se escapara a nueve puntos. Ahí, el puesto de Kovac estaba más que discutido. Tanto que los relevos ya empezaron a salir a la palestra.

Aun así, la directiva bávara quiso aguantarlo y se ha vuelto a demostrar que la paciencia casi siempre es una gran aliada. El cuadro de Múnich se rehizo de un oscuro bache y fue remontando gracias a un poder ofensivo sin igual. Los Coman, Lewandowski, Müller y Gnabry fueron poniendo la pólvora a punto mientras que Thiago empezó a dirigir las tropas. El Bayern fue ganando terreno mientras que el Dortmund se hundió dinamitando sus opciones de título.

Un punto de inflexión

Y todo cambió en el Allianz. Ambos conjuntos se midieron en el feudo bávaro con el título en juego. Al Dortmund le bastaba con un empate, pero sucumbió de una forma terrorífica. El tanque rojo pasó por encima de un Borussia que se llevó una sonrojante ‘manita’. Ese fue el punto de inflexión que crucificó a un equipo que lo tenía de cara para romper con la hegemonía del Bayern. Siempre igual. Los de Múnich siempre vuelven. 

En una temporada que parecía ser de transición, los bávaros volvieron a demostrar su poderío en situaciones límite para conquistar la Bundesliga de Robben y Ribéry. No porque fueran decisivos, sino porque es la última de una dupla que ha dado tantas alegrías. El francés, con nueve, es el jugador que más ligas ha ganado en territorio germano. Sin ellos y con una presumible revolución que ya ha comportado los fichajes de Lucas Hernández y Pavard, el Bayern entrará en una nueva era. Veremos si mantienen la hegemonía. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil