Ancelotti pierde los papeles en Berlín

El entrenador italiano saludó con una peineta a un hincha del Hertha que, teóricamente, le escupió

El empate del Bayern superado el tiempo de alargue provocó un escándalo mayúsculo

Ancelotti no aguantó el chaparrón en Berlín y contestó de mala manera
Ancelotti no aguantó el chaparrón en Berlín y contestó de mala manera | sport

Carlo Ancelotti quedó señalado este sábado en Berlín, cuando a la conclusión del polémico partido entre el Hertha y el Bayern, solventado con un gol de Lewandowski superado el tiempo de alarguesaludó a un hincha local con una peineta, conocido en Alemania como 'dedo pestilente', en respuesta, según él mismo, a que dicho aficionado le había "escupido".

El entrenador italiano admitió el suceso en unas declaraciones a la televisión, disculpándose por su reacción pero explicando que le había escupido mientras se retiraba a los vestuarios, todo ello en un clima de máxima tensión por el final de un partido que fue recibido en Berlín como un escándalo.

A partir de las imágenes Carletto podría ser llamado a declarar por la DFB

"Los partidos de Liga no duran 120 minutos como en la Copa" solventó fríamente Pál Dárdai, entrenador del Hertha y quien recordó que el árbitro había decidido prolongar el partido por cinco minutos... Aunque obviando que durante ese tiempo añadido realizó, con el 1-0dos sustituciones: en el minuto 92 Mittelstaedt entró por Kalou y en el 94 Lustenberger lo hizo por Haraguchi.

Patrick Ittrich, el árbitro del partido, convirtió los cinco minutos de alargue en más de siete... Y llegándose al minuto 97 Lewandowski igualó tras un rechace de la defensa berlinesa, con los ánimos de la afición local ya muy encendidos.

A partir de ahí se desencadenó todo y la peineta de Ancelotti acabó por apartar del plano todo lo demás, convirtiéndose este domingo el italiano en noticia de primera plana.

En Alemania recuerdan que Guardiola nunca respondió a provocaciones

"¿Che cosa fai, míster?", tituló el diario Bild, publicando la imagen del técnico del Bayern mientras se dirigía a los vestuarios y mostrando el dedo al hincha del Hertha.

Desde la DFB no hubo ninguna reacción al suceso, aunque a partir de las imágenes de televisión Ancelotti podría ser llamado a declarar por un hecho que ha levantado una gran controversia en Alemania, donde se recuerda que en el pasado reciente Guardiola tuvo algún altercado con árbitros asistentes o Heynckes con entrenadores rivales... Pero nunca habían entrado a responder la provocación de un hincha.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil