Sport.es Menú

Messi regresa para exhibirse en un vibrante derbi

El partido estuvo abierto hasta la expulsión de Bernardo y la sentencia del argentino

El derbi de Montilivi tuvo de todo: goles, emoción, intensidad y polémica

 Leo Messi marcó el segundo y último gol del conjunto azulgrana ante el Girona | LaLiga

El Barça suma y sigue. No hay quien le pare en esta Liga, aunque el Girona le complico y de qué manera la vida hasta que la expulsión de Bernardo fue demasiada losa. Vibrante derbi el de Montilivi, pues no faltó de nada. Hubo goles, emoción, polémica, lluvia torencial... y una sana rivalidad que ya se empieza a intuir. Buena señal para el Girona.

GIR

0-2

FCB

Girona

Bono; Pedro Porro, Alcalá, Bernardo, Juanpe, Valery; Pere Pons, Aleix Garcia (Douglas Luiz, 69'), Granell (Paik, 85'); Portu ('Choco' Lozano, 80') y Stuani.

Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet (Vermaelen, 77'), Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets (Sergi Roberto, 82'), Arturo Vidal (Arthur, 57'); Messi, Luis Suárez y Coutinho.

Goles

0-1 M.9 Semedo. 0-2 M.68 Messi.

Árbitro

González Fuertes (Asturiano). TA: Bernardo (29'), Lenglet (31'), Arturo Vidal (37'), Busquets (43'), Bernardo (51'), Bono (51'), Juanpe (68'). TR: Bernardo (51').

Incidencias

Partido de la jornada 21 de LaLiga Santander disputado en Montilivi.

A buen seguro que Miami hubiera disfrutado con la enésima exhibición de Messi, pero el derbi se quedó en Girona y Leo, descansado, marcó las diferencias. Ya no es noticia, pero sigue sigue siendo espectacular su rendimiento. Decisivo para sumar tres nuevos puntos para un líder al que nadie puede frenar.

Semedo se estrena a la media vuelta

Valverde salió con todo. Avisó en la previa que la Liga era la prioridad y volvió Messi. También Jordi Alba, Sergio Busquets, Luis Suárez... Los pesos fuertes del equipo, vamos. Y también Semedo fue titular, la única sorpresa relativa junto a Arturo Vidal. Y resulta que el portugués escogió el derbi para estrenar su cuenta de goles con la camiseta azulgrana, un año y medio después de su llegada, y vestirse de héroe inesperado.

Su gol, confuso tras una serie de rechaces dentro del área local, pero muy bien resuelto, encarriló un partido que arrancó complicado para el Barça. Porque el Girona aprieta, y de lindo. Un equipo muy bien armado desde atrás con tres centrales, jóvenes y explosivos carrileros como Porro, espectacular, y Valery, y arriba los incansables Portu y Stuani. El uruguayo, en la órbita blaugrana este mercado de invierno hasta que se apostó por Boateng, es un incordio absoluto en el buen sentido de la palabra. Hizo trabajar al VAR en una acción con Jordi Alba. No interpretó que hubiera agarrón.

El Girona aprieta bajo la lluvia

El Girona no le perdió la cara al partido, pero el Barça encontró más espacios y Messi, tras su descanso, regresó 'on fire'. Increíble el pase al hueco que le puso a Coutinho, pero el brasileño, absolutamente falto de confianza, se estrelló ante Bono. El repertorio de Leo fue espectacular y cuando no encontró línea de pase, decidió resolver por su cuenta. Un tiro con efecto desde la frontal no encontró puerta por muy poco.

La climatología también hizo de las suyas y el intenso chaparrón combinado con sol, por cierto, un fenómeno más propio de Miami que de Girona, dejó el césped muy rápido. El Barça reclamó unas manos de Pere Pons dentro del área y en el otro lado del campo Ter Stegen también sacó el brazo, pero para evitar el remate de Bernardo. Aviso instantes antes de que llegara, sin duda, la mejor ocasión de un Girona desbocado. Ter Stegen rechazó con el pie, como un portero de balonmano, el chut de Stuani y el rechace lo recogió Pere Pons. Gol cantado... pero apareció Piqué para salvar en la misma línea de gol.

El Barça se durmió y a punto estuvo de pagarlo caro. El Girona terminó con mejores sensaciones un primer tiempo intenso con inconfundible sabor a derbi. 

Los locales se quedan con diez

Comenzó igual de fuerte el Girona la segunda mitad y Ter Stegen salvó al Barça de encjar el empate ante un potente disparo de Stuani. Pero a la acción siguiente, los rojiblancos se quedaron con diaz. Vio la segunda cartulina amarilla el colombiano Bernardo por una entrada en el centro del campo a Luis Suárez. Innecesaria su acción y dudoso tanto castigo.

Mantuvo el ímpetu el Girona, ya con línea de cuatro atrás, y Valverde buscó mayor control en el centro del campo con la entrada de Arthur. Resultado inmediato. El Barça hizo buena la lógica y monopolizó el control del balón, minimizó riesgos y obligó al Girona a confiarlo todo a alguna contra.

La conexión mágica Alba-Messi nunca falla

Para contra, la del Barça para sentenciar. Arranque de Luis Suárez y aparición estelar de la sociedad letal, la que nunca falla. Jordi Alba recibió y lo primero que hizo fue ver totalmente desmarcado a Leo Messi. El argentino, claro, no lo desaprovechó y sumó al Girona entre sus innumerables víctimas. A partir de ahí, ya no hubo derbi. El Girona, que lo había dado todo, prácticamente arrojó la toalla y entonces sí pensó en la Copa ante el Madrid.

Messi, Luis Suárez, Rakitic y un desesperado Coutinho tuvieron el tercero en sus botas. Bono hizo lo que pudo para que la sangría no fuera mayor y el Girona se quedó con el consuelo de no ser goleado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil