Sport.es Menú

Rakitic, en la rampa de salida

La marcha del jugador croata se contempla desde el punto de vista deportivo y económico

No entra en los planes de Valverde y asume que su futuro está lejos del Camp Nou; el Inter puja fuerte por él

 Rakitic anotó el 1-2 cuando el partido estaba a punto de morir con un soberbio dispar a la escuadra | FCB

Los días de Ivan Rakitic como jugador del FC Barcelona podrían estar contados. El centrocampista croata, a día de hoy, está más cerca de salir en el mercado de invierno que de finalizar su sexta temporada en el Camp Nou. Su marcha estaría motivada por un tema deportivo pero, también, económico.

SPORT.es

Ivan Rakitic

Desde su fichaje en julio de 2014 procedente del Sevilla por 18 millones de euros más otros 3 en concepto de variables, Rakitic ha sido titular indiscutible las tres temporadas con Luis Enrique Martínez en el banquillo y las dos primeras con Ernesto Valverde. Una ‘vaca sagrada’. Con el técnico asturiano jugó casi el 88% de los partidos (159 de 181) y con el extremeño, más del 92% (109 de 118). Un fichaje de los llamados de rendimiento inmediato por su rápida integración y adaptación al sistema de juego.

De más a menos

Sin embargo, en su sexto curso como azulgrana, su participación está cayendo en picado. Ha intervenido en 6 de los 10 partidos oficiales (solo uno como titular), pero su porcentaje en minutos apenas llega al 21% (187 sobre 900). Unos números que demuestran que Rakitic, en estos momentos, no es imprescindible para el timonel azulgrana.

El overbooking en la zona ancha, la apuesta de Valverde por una sala de máquinas de toque  y los últimos y positivos resultados obtenidos por el equipo han ido alejando al internacional croata de la titularidad. De hecho, el concurso del jugador hasta ahora se está limitando a ser un recurso para el entrenador azulgrana (nunca fue elegido como primer cambio).

El técnico ya avisó durante la pretemporada que este curso nadie tendría la titularidad asegurada y que no podía garantizar nada a nadie, especialmente en el centro del campo. Fue un señal inequívoca de que podrían producirse cambios de peso, como así se ha demostrado con el jugador croata, que ha pasado de titular indiscutible a, casi, último recurso. Rakitic, sin lugar a dudas, ha sido uno de los grandes damnificados con la llegada de Frenkie de Jong y el buen inicio de temporada que está firmando el brasileño Arthur Melo.

El momento

Desde la vertiente económica, el Barça entiende que el mejor momento para traspasar a Rakitic es en la próxima ventana de fichajes después de no poder concretar su salida en el mercado de verano. Al jugador le quedará todavía un año y medio de contrato (acaba en junio de 2021). Esperar a realizar la operación en el verano de 2020, a un año de acabar su relación con el club, devaluaría al jugador. 

Por otra parte, el Barça no ha mejorado ni actualizado el contrato de Rakitic, tal y como ha pedido el jugador al presidente Josep Maria Bartomeu en más de una ocasión cuando optó por quedarse en el Camp Nou en el verano de 2018 y rechazar una oferta del PSG. El equipo galo le ofreció 10 millones de euros por temporada, pero el Barça no premió ni premiará el gesto que hizo Rakitic. La entidad azulgrana entiende que tras la mejora que le hizo en marzo de 2017 (amplió contrato dos años, su cláusula pasó de 100 a 125 millones y aumentó su ficha) no tenía motivos para volver a revisar sus condiciones contractuales.

Destinos

Varios equipos, entre ellos el Inter de Milán, ya se han puesto en contacto ya con el Barça para mostrar interés por Rakitic. El precio de salida que pide la entidad azulgrana por el jugador es de unos 40 millones de euros. También el Manchester United se ha dirigido al Barça para preguntar por el centrocampista.

Hasta hace muy poco la prioridad de Rakitic era cumplir el contrato que lo ligaba al FC Barcelona, pero ya empieza a ver con buenos ojos un cambio de aires. De hecho, en la presente fecha FIFA, antes de jugar contra Hungría en Split, aseguró que “no quiero pasear por la ciudad y disfrutar de la playa”.

El jugador, que cumplirá 32 años el próximo mes de marzo, está por la labor de iniciar otra aventura siempre y cuando se le presente un contrato de larga duración, como el que estaría preparando el Inter de Milán. Sabe que será el último de su brillante y exitosa carrera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil