Sport.es Menú

Opción Timo Werner para suplir a Suárez

El Barça busca un delantero competitivo, de precio razonable y de rendimiento inmediato

Timo Werner (Leipzig), máximo goleador de la Bundesliga, es una de las opciones que estudia el club

Timo Werner marcó de penalti el 0-2 ante el Lyon | MEDIAPRO

Saltaron las alarmas en Can Barça cuando se confirmó que Luis Suárez estará cuatro meses de baja. Prácticamente lo que resta de temporada sin poder jugar, circunstancia que ha llevado al club a poner en marcha toda la maquinaria que conlleva un fichaje.

La dirección deportiva no contemplaba la necesidad de acudir al mercado en el mes de enero, pero los cuatro meses de ausencia del uruguayo han cambiado radicalmente los planes del Barça.

Se busca un delantero centro que pueda compensar la ausencia del uruguayo, pero la operación no será fácil: el Barça busca un jugador de rendimiento inmediato, con experiencia internacional y con progresión, pero cuyo precio no se dispare. 
Y con el condicionante de que los mejores clubes de Europa no están dispuestos a desprenderse de sus delanteros a estas alturas de temporada.

Timo Werner celebra un gol de su equipo | EFE

pichichi alemán

Así las cosas, el Barça ha puesto su mirada en un jugador que responde al perfil: Timo Werner, delantero del Red Bull Leipzig, de 23 años y con unas apabullantes cifras: es el máximo goleador de la Bundesliga, con 20 goles en 18 partidos, empatado con Robert Lewandowski, del Bayern de Munich.

En la clasificación de la Bota de Oro solo le supera Immobile, del Lazio, autor de 23 goles en la Serie A. El Liverpool de Jürgen Klopp ya se habría fijado en él de cara al mercado de verano.

Delantero centro titular de la ‘Mannschaft’, Werner podría salir de su equipo por una cantidad cercana a los 30 millones de euros, según los cálculos del Barça, ya que su cláusula es descendente.

Es una previsión optimista, porque el joven futbolista de Stuttgart renovó por el Leipzig el pasado verano con una cláusula de rescisión de 60 millones de euros.

huyendo del sobreprecio

Pero el Barça no quiere desembolsar una gran cantidad de dinero en enero: el mercado invernal no suele ofrecer jugadores de primerísimo nivel y el equipo necesita un delantero que pueda aportar goles en la Liga y en la Champions desde el primer día. 

Una de las premisas de la operación parte de la experiencia del año pasado: se quiere evitar, ante todo, un experimento como el ‘caso Boateng’, el delantero que fichó en el pasado mercado de invierno y que no marcó ni un gol con la camiseta del Barça.

Otro nombre que ha aparecido en los informes del Barça es el del Krzysztof Piatek, delantero polaco del Milan, de 24 años, aunque no se trata de una opción prioritaria para la dirección deportiva que encabezan Eric Abidal y Ramon Planes. 

Las circunstancias de la lesión de Luis Suárez han obligado al Barça a cambiar de planes: la hoja de ruta original pasaba por no entrar en el mercado de invierno y reservar los esfuerzos y el dinero para el verano.

Concretamente, para intentar la incorporación de Lautaro Martínez, delantero centro titular del Inter de Milán, de 22 años, con contrato hasta 2023 y con una cláusula de salida de 111 millones de euros que, sin embargo, solo tendrá validez durante los primeros quince días del mes de julio.
   

Por ello, el club se ha impuesto la condición de fichar un delantero centro solo en el caso de que se cumplan los parámetros económicos (no mucho más allá de los 30 millones de euros, o bien cedido con una opción de compra) y por supuesto, los parámetros deportivos: un jugador capaz de cubrir con goles la ausencia de Luis Suárez durante lo que resta de temporada. El reto es mayúsculo.  

Setién no ha pedido fichajes

El técnico del Barça, recién aterrizado en el club, se ha encontrado con una situación inesperada: la lesión de Luis Suárez supone el primer handicap de Setién como entrenador del equipo azulgrana, pero a pesar de todo, el cántabro no ha reclamado a la dirección deportiva ninguna incorporación en concreto. Después de intercambiar varias conversaciones con los responsables de la dirección deportiva, Setién se puso en manos del club.

Consciente de que la situación económica no permite grandes dispendios y de que el mercado de invierno no suele ofrecer jugadores de primer nivel mundial, Setién no insistió en la necesidad de fichar un ‘nueve’, aunque deslizó que estará encantado si el club refuerza esa posición para cubrir la baja de Suárez. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil