Sport.es Menú

Neymar no quiere volver al PSG

NOTICIA SPORT

Neymar hizo saber a Nasser Al Khelaïfi que no pensaba regresar al PSG y que le buscara una salida

Abandonó el club a final de temporada antes de tiempo y sin pedir permiso, asqueado de todo

Fuentes cercanas a Neymar cuentan a SPORT que el futoblista nunca fue feliz en París y siempre pensó en el Barça | Maite Jiménez

Desde que el 8 de agosto de 2017 selló su traspaso del Barcelona, Neymar ha vivido en el PSG un vía crucis que ahora quiere finalizar. “Nunca fue feliz en París”, cuentan ahora a este periódico personas próximas a él. El idilio en la ciudad del amor duró pocas semanas.

Y es que pronto se dio cuenta de su error de abandonar la Ciudad Condal porque en Francia se encontró con un sinfín trabas que obstaculizaban su camino a la gloria: En el vestuario del PSG donde había muchos clanes, un primer enfrentamiento con Cavanni con quien discutió por quien lanzaba los penalties, la dureza de los rivales, la escasa protección arbitral, una competición poco atractiva, jugar en campos con capacidad de 20.000 espectadores, la mala relación con la prensa, las continuas lesiones…

Neymar nunca se encontró a gusto desde que se enfundó la camiseta del PSG y los palos más graves, en forma de lesiones, le llegaron justo en el momento decisivo de la Champions con lo que se quedó sin participar en los partidos más atractivos. Tanto en el primer año como en el segundo. La incomodidad acabó ocasionándole roces tanto con el presidente que le iba consistiendo sus desaires, a su entrenador de turno y a sus compañeros. La más significativa fue la sufrida en su primera temporada. Tras lesionarse, los médicos del PSG le aconsejaban que no se operara y los de Brasil, sí. El jugador hizo caso a los de su país porque el reto era llegar al Mundial. El presidente Nasser Al Khelaïfi ya tuvo que viajar entonces a Brasil para verlo y convencerlo de que no se fuera del PSG, tal y como ya se propuso.

Comparaciones “Neymar no ha dejado de comparar el PSG con el Barça”, agregan estas mismas fuentes. Y es que la grandeza que puede desprender el club parisino es “fachada”, según cuentan. “Es un club pequeño”, agregan. Y es que Neymar siempre pensó en el funcionamiento del Barcelona como referencia, algo que no encontró en París.

Si al final de la primera temporada ya había decidido que quería buscar una salida, no fue hasta esta última cuando todo explosionó, cuando dijo basta, cuando le pidió a su padre que le encontrará un destino: “Llévame de vuelta al Barça”, le dijo.

Su relación con muchos jugadores de la plantilla azulgrana y su amistad con Messi, a quien admira, fueron decisivos para que su sueño de regresar al Camp Nou fuera a más. A final de la presente temporada fue significativa por la decadencia que vivía el equipo parisino: De los 9 partidos jugados, el PSG perdió 5, empató 1 y ganó 3. Asqueado, Neymar ya habló con el presidente para pedirle que le vendiera y se fue a Brasil antes de tiempo, antes de que acabara la temporada, sin despedirse de nadie. Ysin la autorización de nadie. Dando un portazo.

Ahora, según fuentes próximas al jugador recalcan las tensión que hubo entre el jugador y el club por lo que las posteriores declaraciones de Nasser Al Khelaïfi se engloban desde este divorcio existente (“puerta abierta” y “Ciao” fueron sus palabras utilizadas). 

Neymar no quiere volver a París porque entiende que es una etapa acabada para él, y así lo transmitió a quien quisiera saberlo. También lo ha sabido el propio Leonardo, nuevo secretario técnico del equipo, que llega al club con la misión de traspasarle.  Neymar y PSG viven un auténtico divorcio y en estas situaciones nunca hay medias tintas. Así pues, Neymar no piensa presentarse al inicio de la próxima temporada ni a la posterior gira que le llevará a China donde disputará el primer amistoso del curso contra el Espanyol. Neymar espera estar entonces en Japón con el Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil