Memphis, tras los pasos de Jordi Alba y Rakitic

HISTORIA SPORT

El fichaje del delantero neerlandés mantiene un cierto paralelismo con la llegada del lateral y del croata

Es el cuarto fichaje del presente mercado, tras el de Agüero, Eric Garcia y Emerson Royal

Depay, un atacante total para el Barça | Perform

Ocho años han pasado entre el fichaje de Jordi Alba y el de Memphis Depay, pero el camino de ambos empezó de la misma manera: mientras se disputaba la Eurocopa. El lateral aterrizó en Barcelona, tras vestir la camiseta del Valencia durante tres temporadas; mientras que el delantero será blaugrana después de jugar en el Olympique de Lyon las últimas cinco campañas.

El fichaje de Jordi Alba pasó en una prioridad para el Barça durante el verano de 2012. El de L'Hospitalet se convirtió en uno de los mejores jugadores de la selección española en el torneo europeo y el club blaugrana no podía dejar escapar su incorporación. Alba deseaba regresar a la que fue su casa durante siete años, en las categorías inferiores del FC Barcelona y el Valencia estaba dispuesto a hacer caja con él.

El anuncio llegó en la víspera de la gran final del torneo. El Barça oficializó el fichaje del lateral el 28 de junio del 2012 a cambio de 14 millones de euros, tres días antes de que la selección española se proclamase campeona de Europa tras vencer a Italia por 4-0. ¿Recuerdan quién marcó el segundo gol del partido? Efectivamente, Jordi Alba.

Ayer el Barça hizo oficial la incorporación de Memphis Depay para la próxima temporada, el cuarto fichaje que anuncia el club en el presente mercado estival. Su anuncio, al igual que con Jordi Alba, llega mientras se está disputando la Eurocopa: dos días antes de que la 'oranje' dispute el tercer y último partido de la fase de grupos ante Macedonia del Norte.

Memphis Depay, Jordi Alba e Ivan Rakitic

| Reuters / Albert Gea / Susana Sáez

Memphis ya se ha estrenado como goleador en el campeonato europeo, con un tanto desde los once metros ante Austria en la segunda jornada de la fase de grupos. En aquel partido, los neerlandeses firmaron su acceso a los octavos de final de la Eurocopa.

El anuncio de Rakitic, durante el Mundial

El caso de Jordi Alba y de Memphis Depay no es el único que ha cerrado el Barça durante la disputa de un torneo estival de selecciones. En el verano de 2014, el Barça protagonizó uno de los mercados de fichajes más movidos e importantes que se recuerdan, con la llegada de Ter Stegen, Luis Suárez e Ivan Rakitic, entre otros.

El anuncio se produjo el 16 de junio de 2014, cuatro días después de que diese el pistoletazo de salida el Mundial celebrado en Brasil. En aquella fecha, Rakitic ya había debutado con la selección croata ante la anfitriona y cayó por 3-1. El segundo partido de la fase de grupos ya lo disputó como jugador del Barça y Croacia venció por 0-4 a Camerún. Por desgracia para el centrocampista, su selección quedó eliminada en las primeras de cambio, sumando tres puntos, por detrás de Brasil y México, ambas con siete.

Ronaldo, un fichaje fraguado en Atlanta

Si tiramos de hemeroteca, comprobaremos que en el siglo pasado también hubo un caso similar al de Memphis, Alba y Rakitic. En este caso fueron los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y el protagonista fue Ronaldo Nazario. La selección brasileña estaba concentrada en la víspera de debutar en las olimpiadas, torneo en el que los jugadores de la Seleçao se colgaron del cuello la medalla de bronce.

Portada del Diario Sport del 18 de julio de 1996

| Sport

Para cerrar el fichaje, el entonces vicepresidente primero del Barça, Joan Gaspart, viajó hasta los Estados Unidos para cerrar el fichaje de 'O fenômeno'. A pesar de que la negociación no fue sencilla, Gaspart, junto al resto de directivos, regresaron a Barcelona con el OK del brasileño, quien llegó a besar una camiseta blaugrana, como muestra de su compromiso. Días más tarde, el Barça abonó 2.500 millones de las antiguas pesetas al PSV (algo más de 15 millones de euros), récord de la historia de los fichajes más caros hasta el momento.

A pesar de que aquel 17 de julio de 1996 Ronaldo se había comprometido a mantenerse vinculado al Barça durante las siguientes ocho temporadas, su paso por el Camp Nou fue extremadamente efímero: tan solo un año, pero aquella temporada quedará grabada en la memoria de todos aquellos que la pudieron disfrutar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil