Países Bajos: debate nacional sobre Memphis Depay

Los analistas critican su dispersión y le exigen que se fije en otros grandes delanteros de la Eurocopa

"En Barcelona no van a aceptar que pierda 25 balones"

Depay, un atacante total para el Barça | Perform

Javier Giraldo - Amsterdam (Enviado Especial)

Si el fútbol español vive instalado en un debate permanente sobre el ‘nueve’ de la selección, en Países Bajos ocurre algo similar, pero con el ‘10’: es Memphis Depay, ya confirmado como fichaje del Barça, quien centra todos los comentarios. No todos precisamente elogiosos a cuenta de su rendimiento en la Eurocopa.

Depay es la gran figura de la selección ‘oranje’. En él descansa todo el juego de ataque -no en vano sus goles fueron clave para que Países Bajos se clasificara para la Eurocopa-, pero tanto su juego como su personalidad le siguen colocando en la diana de muchos analistas, que le exigen mucho más.

Uno de los más críticos es el ex delantero Wim Kieft, campeón de Europa en 1988 con la ‘oranje’. “No puedes pretender que cada balón que toques sea decisivo”, expuso en ‘De Telegraaf’, “a veces hay que jugar fácil, no buscar siempre la solución más complicada o la más estética”.

“Por eso Depay pierde tantos balones”, argumentó, “por su ambición de jugar siempre al límite, o quizá porque su situación contractual no está definida o por cualquier otra razón, pero tiene que aprender a tomar mejores decisiones”.

Kieft compara a Depay con Lukaku o Benzema. “Son delanteros que saben jugar fácil, que confían en su lectura del juego, que saben esperar el momento adecuado para dar un zarpazo al rival”. Para Kieft, Depay es un jugador “demasiado fácil de defender” para los equipos contrarios.

Memphis tiene que buscar más a sus compañeros y jugar sencillo, no con tanto adorno ni detalles innecesarios, porque eso hace que falle más a menudo y que su confianza disminuya”.

Más ácido estuvo otro analista, también con pasado como futbolista profesional aunque de carrera más modesta, Johan Derksen. En el programa ‘De Oranjezomer’, dijo que Depay “es ahora mismo un jugador de segunda fila, no una estrella de primer nivel”.

Derksen hizo hincapié en las pérdidas de balón de Depay. “25 pérdidas de balón en un partido… eso no lo van a aceptar en Barcelona”, subrayó. “Esto es una Eurocopa, no un partido del Lyon contra el Saint-Etienne. Sabe que toda Europa está mirando y quiere salir en la foto, ahí está el resumen de todo”.

Falla y sigue haciendo cosas raras”, lamenta Derksen, que considera que Depay aún tiene que ganarse el rol de estrella del equipo. “Para poder ser la referencia indiscutible y que tus compañeros se adapten a ti, te lo tienes que ganar. Y él, de momento, no se lo está ganando”.

René van der Gijp, también ex jugador profesional, llegó a recordar unas palabras de Juninho Pernambucano, director deportivo del Lyon,  sobre Depay. “Dijo que se creía Jesucristo porque todo tenía que girar en torno a él”.

Más comprensivo se mostró el ex futbolista danés de ascendencia española Kenneth Pérez, también comentarista en Países Bajos. En ‘Voetbal International’, aseguró que Depay “solo ha jugado bien la primera parte ante Ucrania. Es cierto que ha perdido muchos balones, pero eso es algo inherente a su juego”.

Siempre intenta hacerlo bonito y espectacular. Y claro, si no le sale bien, es irritante. Si le sale bien, la gente se levantará para aplaudirle. De momento no le hemos visto a su mejor nivel, pero está claro que es el jugador más creativo del ataque de la selección”, dijo Pérez.  

Eric Meijers, técnico de largo recorrido en el fútbol base neerlandés, también pidió un margen para Depay. “Él tiene que ser el líder del equipo. Contra Austria marcó de penalti, pero también se equivocó mucho. Y no acertó cuando dijo que no se entendía bien en el campo con Weghorst. Aún puede dar mucho más de lo que hemos visto de él”. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil