Luuk de Jong recibe los primeros pitos del Camp Nou

El neerlandés ha llegado a desesperar a los aficionados por su lentitud

Titular de nuevo en la Champions, ha fallado un gol de cabeza muy claro

Un día más, Luuk de Jong no estuvo acertado de cara a portería... | Telefónica

Luuk de Jong no era titular desde el desastre de Lisboa, desde el 29 del mes pasado. Jugó unos minutos sin suerte ni acierto en el Wanda contra el Atlético y no participó en el triunfo contra el Valencia del pasado domingo. Ha vuelto hoy al once inicial, convirtiéndose en un hombre Champions, pues ha sido titular en los tres partidos que ha jugado el Barça, pero solo ha durado 45 minutos sobre el terreno de juego. Ronald Koeman, el principal avalador de su llegada en el último día de mercado, ha decidido dar entrada a Ansu Fati en su lugar tras el descanso.

La participación del neerlandés en el juego de ataque del Barça mientras ha estado en el campo ha sido más que justa, ganándose incluso algunos silbidos de una gradería que no entiende que un jugador de sus características haya llegado al Camp Nou. Podía ser un partido para Luuk de Jong porque el Dinamo de Kiev ha venido al Camp Nou a cerrarse en su área y el neerlandés siempre podía cazar algún balón centrado. De hecho, ha tenido una oportunidad muy clara para inaugurar el marcador en el minuto 18. Memphis ha ejecutado a la perfección una falta lateral y De Jong ha podido rematar solo desde unos cuantos pasos por delante del punto de penalti, pero ha girado demasiado el cuello y su remate se ha ido fuera en una de las primeras pelotas que ha tocado. Ya sabe el Camp Nou que Luuk de Jong no es un virtuoso con el balón en los pies, pero si se le contrató fue para que finalice con acierto jugadas como esta.

REMATE A PORTERÍA

Tres minutos después, ha estado hábil con los pies después de recibir otro pase de Memphis. Buen control y disparo buscando la escuadra que ha podido enviar a saque de esquina Bushchan. Dos oportunidades, pero desesperación del público en los minutos siguientes. Su juego, demasiado estático, no ayudaba al Barça a abrir la cerrada defensa de los ucranianos y su lentitud ha provocado algunos pitos, especialmente cuando después de robar Gavi un balón y montar un contragolpe, el balón ha llegado hasta el neerlandés, a quien se le ha hecho de noche, facilitando la reacción de los defensas del Dinamo y la pérdida de una buena oportunidad para el equipo de Koeman.

Un remate de cabeza desviado a la salida de un córner poco antes del descanso ha sido su última aportación de la tarde. El técnico ha optado por un Ansu Fati que calentaba antes incluso que Piqué abriera el marcador. El segundo gol de Luuk de Jong con la camiseta del Barça tendrá que esperar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil